Primer centro español en ‘abrasar’ el cáncer de páncreas de peor pronóstico

La técnica destruye las células tumorales mediante el uso de calor

Ramón Charco.
Primer centro español en ‘abrasar’ el cáncer de páncreas de peor pronóstico
mar 11 diciembre 2018. 18.20H
El Hospital Universitario Vall d’Hebron ha realizado la primera radiofrecuencia intraoperatoria en un adenocarcinoma de páncreas localmente avanzado en España.

Este tipo de cáncer, en estadio avanzado, está considerado como el de peor pronóstico entre los tumores de páncreas, con una supervivencia media de 11 meses.

El cáncer de páncreas es la tercera causa de muerte por neoplasia en todo el mundo y se estima que en el año 2019 será la segunda causa de muerte por cáncer.

Según Ramón Charco, jefe del Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplantes y jefe del grupo de Trasplantes Digestivos del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), “los adenocarcinomas de páncreas localmente avanzados no son operables debido a la afectación de arterias y venas mayores”.

Tampoco son eficaces tratamientos “como la quimioterapia o la inmunoterapia, ya que los adenocarcinomas están escondidos en el estroma, que es una red de células que protege y nutre a las células tumorales”.


Temperaturas de hasta 80 grados


Desde el Academic Medical Center de Países Bajos están llevando a cabo un estudio multicéntrico aleatorizado a nivel mundial sobre la nueva técnica, que consiste en la introducción de una aguje directamente en el tumor, que permite abrasar y destruir las células tumorales mediante calor, y el hospital catalán es el único centro español que participa.


El hospital ya ha tratado a tres pacientes con esta técnica


Elizabeth Pando, investigadora del grupo de Trasplantes Digestivos del VHIR, señala que “la aguja rompe el escudo y permite que apliquemos temperaturas de hasta 80 grados directamente en la zona tumoral”.

“Estas temperaturas tan elevadas abrasan literalmente el tumor”, continúa, “causando la muerte celular. Este proceso también facilita la exposición de componentes tumorales para que las células inmunológicas los ataquen”.

El motivo de que el Vall d’Hebron sea el único centro español elegido para participar en el estudio es la necesidad de “una elevada especialización de los profesionales que deben llevar a cabo todo el tratamiento”, cuenta Joaquim Balsells, jefe Clínico de Cirugía Pancreática del hospital.

“El equipo de la doctora Teresa Macarulla, del Servicio de Oncología Médica, es responsable de la quimioterapia específica para este tipo de tumores. Y los cirujanos seleccionamos y operamos a los pacientes para exponer el páncreas y que un experto radiólogo intervencionista, el doctor Xavier Serres, inserte la aguja en la zona tumoral y lleva a cabo la ablación”.


Sistema de enfriamiento continuo


Los adenocarcinomas de páncreas suelen estar pegados o muy cerca de zonas como el duodeno o la arteria y vena mesentérica. Si el radiólogo no es lo suficientemente preciso, la aplicación de elevadas temperaturas en estas zonas causaría graves lesiones.


Si se confirma su eficacia, "contaremos por fin con una técnica que mejora el pronóstico en este tumor", señala Charco


Por eso, explica Elizabeth Pando, “en este tipo de intervención se emplea un sistema de enfriamiento enteral a flujo continuo, que permite introducir fluidos refrigerantes que llegan a zonas como el duodeno para evitar que se calienten en exceso”.

El Vall d’Hebron ya ha intervenido tres pacientes con esta cirugía pionera y sin ningún tipo de complicación.

Los resultados del estudio se conocerán en 2021. Según Charco, “si se confirma que esta terapia es eficaz para el adenocarcinoma de páncreas localmente avanzado, contaremos, por fin, con una técnica que permite mejorar el pronóstico de este tumor tan maligno”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.