Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Especialidades > Oncología Médica

Tabernero: "La prevención disminuirá la incidencia del cáncer en un 40%"

El oncólogo catalán dirigirá la ESMO a partir de 2018

Tabernero es director del VHIO.
Tabernero: "La prevención disminuirá la incidencia del cáncer en un 40%"
Marcos Domínguez
Joana Huertas
Martes, 24 de octubre de 2017, a las 12:30
El jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall d’Hebron y director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) será el próximo presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), el segundo español tras Josep Baselga.

Redacción Médica ha conversado con él sobre las prioridades de su mandato, que se centrarán en la formación continua, el tratamiento multidisciplinar del cáncer y el acceso a los tratamientos, tres cuestiones cruciales no solo en la Oncología sino en la sociedad general.

¿Cuál es su proyecto como presidente de ESMO?

Mi proyecto como presidente de ESMO es innovador pero también continuador de las presidencias previas. Nuestra sociedad es profesional, multidisciplinaria y queremos promocionar tres grandes aspectos básicos.

En primer lugar, una educación continuada, tanto por congresos científicos como por simposios educacionales, precisamente porque estamos en una especialidad que evoluciona constantemente y tenemos que promocionar un nivel de formación continuada tanto en los médicos jóvenes como en los más senior.

En segundo lugar, favorecer un tratamiento multidisciplinar. Por eso tenemos relación con otras sociedades médicas y de profesionales no médicos que también tienen como objetivo combatir el cáncer desde otra perspectiva. Sociedades de investigación, de cirujanos, enfermeras, terapeutas, radiólogos…

"Las farmacéuticas no quieren producir medicamentos con pocos beneficios." 

Por último, como gran enfoque, favorecer el acceso a un buen tratamiento médico y a un buen sistema de salud que pueda prevenir y tratar el cáncer en todos los ámbitos. Nuestra sociedad es internacional por definición –más del 40 por ciento de los miembros procede de fuera de Europa– y en cada área geográfica intentamos hacer las acciones más pertinentes para favorecer este acceso.

En 2025 la incidencia del cáncer alcanzará su pico pero descenderá paulatinamente, entre otras cosas, a una mejor prevención. ¿Cuáles serán los elementos clave?

La Oncología Médica es una especialidad muy adaptativa, en base a la realidad de cada momento. Decíamos que en el 40 por ciento de los tumores podemos hacer buenas medidas de prevención, incluidas no solo las sanitarias per se como los screenings, sino también medidas poblaciones de cambios de hábitos, de diferentes tipos de factores asociados a la exposición de tóxicos... Esto va a mejorar sin ninguna duda y va a disminuir la incidencia calculada en torno a un 40 por ciento.

Obviamente, hay otros tumores que están más relacionados con el envejecimiento, tendremos que diagnosticarlos precozmente, antes de que haya una transformación maligna, como por ejemplo detectar más pólipos en el colon antes de que se hagan tumores pequeños.

Además, la quimioprevención, que está en su fase inicial de desarrollo, esperamos que haga su máximo efecto. Si no podemos modificar ningún hábito para disminuir si incidencia, a lo mejor sí lo podemos tratar médicamente para evitar esa evolución de una célula normal a una célula neoplásica. En cáncer de mama probablemente tendrá una incidencia importante.

Usted ha hablado de acceso y la ESMO ha denunciado desabastecimientos en medicamentos oncológicos. ¿Cuáles son los fármacos que tienen un mayor peligro de desabastecimiento?


"En España no tenemos problemas con el tamoxifeno, pero sí con la ciclofosfamida"


En cáncer, el tamoxifeno, la ciclofosfamida… Todos estos productos están fuera de patente. Si el tamoxifeno lo produce una compañía innovadora, que tiene muchos medicamentos nuevos, esta compañía no va a utilizar sus recursos para producir medicamentos que tienen poco beneficio.

Las condiciones de compra de estos medicamentos son muy limitadas. Si el grupo farmacéutico solo tiene una oferta pública con una vigencia de seis meses, no le va a interesar la oferta. Pero si hacemos una de tres años, se va a comprometer. La solución tiene múltiples coyunturas.

En España no hay problemas con el tamoxifeno, pero sí los hemos tenido con la ciclofosfamida oral, la estreptozotocina, los tenemos con la bleomicina… Hay fármacos antitumorales, mayoritariamente citotóxicos, en los cuales hemos tenido desabastecimiento. Es un problema muy importante que no estaba bien documentado, algo que acabamos de solucionar ahora con un estudio en colaboración con el grupo The Economist.

Ahora nos queda hacer lobby en todos los ámbitos, sobre todo con las autoridades regulatorias, gobiernos y sistemas de salud, para promover que en medicamentos esenciales haya ofertas de compra más prolongadas. El Parlamento Europeo se ha comprometido a discutir este tema.