Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Especialidades > Oncología Médica

Sólo la mitad de los antitumorales muestra un beneficio significativo

Un estudio del 'BMJ' se muestra muy crítico con la política de aprobaciones de la EMA

Guido Rasi, director de la Agencia Europea del Medicamento.
Sólo la mitad de los antitumorales muestra un beneficio significativo
Redacción
Jueves, 05 de octubre de 2017, a las 14:45
Solo la mitad de los fármacos contra el cáncer aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) entre 2009 y 2013 ha demostrado un beneficio clínico significativo. Un estudio publicado en el BMJ ofrece esta dura conclusión y, consecuentemente, pide a la EMA que aumente su exigencia a la hora de autorizar estos medicamentos.

El trabajo, realizado por investigadores del King’s College de Londres y la London School of Economics, evalúa la evidencia disponible en estos fármacos al momento de ser aprobados y tras una media de 5,4 años de seguimiento.

En el periodo investigado se aprobaron 48 medicamentos para 68 indicaciones. Solo 24 de estas 68 indicaciones, el 35 por ciento, disponían de datos que demostraban prolongar la supervivencia de los pacientes en el momento de la autorización: la mediana de tiempo era de 2,7 meses. Mientras tanto, solo 7 indicaciones (el 10 por ciento) demostraban una mejora de la calidad de vida.

En 44 de las 68 indicaciones no había evidencia de aumentar la supervivencia. Posteriormente, tres de ellas demostraron prolongar el tiempo de vida, y cinco mejoraron la calidad de vida. En total, al final del seguimiento solo 35 indicaciones, el 51 por ciento, habían demostrado un beneficio clínico evidente. Las otras 33 mantenían la incertidumbre en sus datos.

Los autores concluyen que la mayoría de medicamentos contra el cáncer son aprobados sin evidencia de un beneficio clínico real. En declaraciones al diario británico The Independent, la investigadora principal, Courtney Davis, ha reclamado a la EMA que aumente la exigencia a la hora de aprobar este tipo de medicamentos. Desde la agencia europea señalan que no han tenido tiempo de analizar los resultados del estudio pero cualquier aportación para mejorar su capacidad evaluadora es bienvenida.