19 de junio de 2018 | Actualizado: Martes a las 20:00
Especialidades > Oncología Médica

Premio a la precursora de la vacuna contra el cáncer de cérvix

La Fundación BBVA concede a Nubia Muñoz su galardón Fronteras del Conocimiento

Nubia Muñoz, catedrática emérita en el Instituto Nacional del Cáncer en Colombia.
Premio a la precursora de la vacuna contra el cáncer de cérvix
Redacción
Martes, 27 de febrero de 2018, a las 16:10
La Fundación BBVA ha entregado sus premios Fronteras del Conocimiento, en la categoría de Cooperación al Desarrollo, a la catedrática emérita en el Instituto Nacional del Cáncer en Colombia y consultora del Programa de Investigación en Epidemiología del Cáncer (Instituto Catalán de Oncología), Nubia Muñoz, por ser la precursora de la primera vacuna contra el cáncer de cuello de útero.

El jurado del galardón, presidido por el director del Programa Mundial sobre el Paludismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra (Suiza), Pedro Alonso, ha premiado los trabajos de la epidemióloga colombiana porque fueron "esenciales" a la hora de catalizar el desarrollo de las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH), las cuales previenen el 70 por ciento de los cánceres de cérvix.


Muñoz estableció la relación epidemiológica entre virus del papiloma humano y cáncer de cérvix


En concreto, Muñoz estableció la relación epidemiológica entre el VPH y esta enfermedad, permitiendo así el desarrollo de la primera vacuna capaz de prevenir el cáncer de cuello de útero, desarrollada por Harald zur Hausen y por la que le concedieron el Premio Nobel de Medicina en 2008.

"Soy muy consciente de que soy una epidemióloga privilegiada porque muy pocos tienen la fortuna de ver que sus trabajos llevan a una prueba definitiva para solucionar un problema de salud pública muy importante", ha reconocido la galardonada.

Ahora bien, pese a la efectividad de la vacuna, que ya está disponible en 84 países, la investigadora ha avisado de que en determinadas regiones, como por ejemplo Colombia, está habiendo problemas en la implementación de los programas de vacunación debido, en cierta medida, a los grupos antivacunas y al elevado precio de las vacunas.

"Es la vacuna más eficaz y segura que se ha hecho en los últimos años y, además, es la segunda que consigue prevenir un cáncer, pero en países como Colombia, o incluso España, hay grupos que no creen en su eficacia y lanzan informaciones sin evidencia científica para bloquear los programas de vacunación", ha detallado Muñoz, para mostrar su deseo de que premios como el de la Fundación BBVA sirvan para demostrar la importancia que tiene la vacunología y, especialmente, esta vacuna para la salud de la mujer.

Con una dosis podría ser suficiente

La vacuna contra el VPH está disponible desde el año 2006. Existen tres versiones y todas ellas protegen contra las variantes 16 y 18 del VPH, responsables del 70 por ciento de los tumores de cérvix, así como de otros tipos de virus. Además, se estima que gracias a ellas se pueden prevenir también otros tumores en los que está implicado el VPH como, por ejemplo, el 80 por ciento de los casos de cáncer de ano, el 60 por ciento de cáncer vaginal, el 40 por ciento de cáncer de vulva y algunos casos de tumor de boca y garganta.

No obstante, la doctora ha reconocido el elevado precio de la vacuna, especialmente en los países desarrollados, ya que en los de menos ingresos se han alcanzado acuerdos para abaratar el coste. Esta vacuna necesita tres dosis, si bien ya se ha demostrado que previene en la segunda dosis y próximamente, según ha informado Muñoz, se van a publicar resultados sobre su eficacia desde la primera dosis.

Un avance que, a su juicio, permitirá reducir el precio y, por ende, propiciar que cada vez más mujeres se inmunicen. "Si aplicamos la vacuna en programas bien implantados en todo el mundo en dos décadas se podría erradicar el cáncer de cérvix", ha zanjado la experta.