lun 30 septiembre 2019. 11.50H
Un estudio del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva de Valencia supondrá "importantes avances" en el tratamiento de cáncer de colon localizado, mediante la aplicación de un sistema de biopsia líquida de ADN en sangre que permite la detección de recaídas un año antes de lo que es posible hacerlo con las técnicas actuales.

Una investigadora de Incliva, Noelia Tarazona, ha presentado este sábado las conclusiones del estudio en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebra desde el viernes en Barcelona, según ha explicado Incliva en un comunicado.


Recaídas en cáncer de colon


El cáncer de colon es uno de los que con mayor frecuencia se diagnostican en nuestro país y es la segunda causa de muerte por cáncer. En la actualidad, entre el 30 y el 50 por ciento de los pacientes con esta patología diagnosticados con cáncer de colon localizado tienen una recaída después de haberse sometido a tratamiento con intención curativa en los siguientes años tras la cirugía.

La investigación de Tarazona, iniciada en 2015 y realizada sobre 150 pacientes, abre la puerta a la aplicación de un nuevo sistema de biopsia líquida de ADN en sangre, que permite detectar con alta precisión las recaídas un año antes que las técnicas estándar que se utilizan en estos momentos, que consisten en exploración en visitas clínicas, analíticas en sangre con marcador tumoral y pruebas de imagen (TAC).


La investigación de Tarazona ha sido una de las cuatro seleccionadas entre 293 abstracts para su presentación oral en la Sesión de Cáncer Colorrectal de ESMO


La eficacia de este método de detección en un estado incipiente de la recaída es una de las principales aportaciones de la investigación, debido a su incidencia directa en la supervivencia de los pacientes. De hecho, se ha comprobado que casi el 100 por cien de los pacientes con cáncer de colon en quienes se localiza ADN tumoral circulante recaen.

Otro importante resultado de la investigación es que este sistema de biopsia líquida también permite conocer la resistencia de los pacientes al tratamiento estándar de quimioterapia, lo que hace descartar el mismo cuando se sabe que no va a resultar eficaz.


Colaboración con Vall d'Hebron y Hospital del Mar


La investigación de Tarazona ha sido una de las cuatro seleccionadas entre los 293 abstracts presentados para su presentación oral en ESMO en la Sesión de Cáncer Colorrectal.

El trabajo se publicará próximamente en Annals of Oncology y tendrá su continuidad en el estudio multicéntrico ‘Pegasus’, en el que el Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, del Hospital Clínico de València colabora con dos centros españoles –Vall d'Hebron y el Hospital del Mar–, teniendo como investigadores principales a Andrés Cervantes, Josep Tabernero y Clara Montagut, respectivamente, y también con centros italianos. Dicho estudio tiene previsto incluir a pacientes en sus ensayos a partir de enero de 2020.

El estudio, presentado en el marco de ESMO, ha contado con financiación del Instituto de Salud Carlos III, a través de dos becas FIS otorgadas en 2015 y 2018 con cuantías de 80.500 euros y 140.570 euros, respectivamente.

Se ha desarrollado en el marco del Grupo de Investigación en Cáncer Colorrectal y Nuevos Desarrollos Terapéuticos en Tumores Sólidos de Incliva, dirigido por Andrés Cervantes, que es también director de este Instituto de Investigación Sanitaria y ha sido recientemente nombrado nuevo presidente de ESMO para el periodo 2022- 2023.

La investigación ha contado, además, con la participación de un amplio grupo multidisciplinar integrado por biólogos, cirujanos, patólogos, bioinformáticos y oncólogos del área del tracto gastrointestinal.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.