Redacción Médica
23 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50
Especialidades > Oncología Médica

¿La radiación del móvil causa cáncer? Un estudio aviva el debate

La FDA resta importancia a los datos y considera que no pueden extrapolarse los resultados en animales y personas

La radiación máxima permitida en móviles es la mínima a la que se expuso a los animales.
¿La radiación del móvil causa cáncer? Un estudio aviva el debate
Redacción
Miércoles, 14 de febrero de 2018, a las 15:40
Un estudio en animales llevado a cabo por el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos ha avivado el debate sobre si la radiación emitida por los teléfonos móviles puede llegar a causar cáncer en los seres humanos.

Los análisis en hombres y mujeres no han detectado relación entre el uso del móvil y actividad carcinogénica, pero el trabajo del Programa Nacional de Toxicología ha detectado que una muy alta exposición a radiación se relaciona con un mayor riesgo de schwannoma maligno en el corazón en ratas macho.

Rápidamente, la FDA, agencia estadounidense que regula medicamentos y productos sanitarios, ha salido al paso para calmar las aguas: Jeffrey Shure, director del Centro para los Dispositivos y la Salud Radiológica de la agencia, ha aclarado que “el estudio está diseñado para probar niveles de exposición de radiofrecuencia considerablemente por encima de los límites de seguridad para móviles”.

Durante dos años, se expuso a ratas y ratones (machos y hembras) durante nueve horas al día (en tramos de 10 minutos) a radiación por radiofrecuencia en todo el cuerpo. Los niveles fueron de entre 1,5 y 6 watios por kilogramo en ratas, y entre 2,5 y 10 watios por kilogramo en ratones. El nivel más bajo en ratas es el máximo permitido (solo en exposición a tejido local) en las emisiones de teléfonos móviles hoy día.

Revisión externa de los resultados

Además del schwannoma maligno en el corazón detectado en ratas macho, se detectó un aumento significativo de la miocardiopatía ventricular derecha en ratas macho y hembra expuestas a 3 y 6 watios por kilogramo (en radiofrecuencia modulada por el estándar Global System for Mobile Communications), y en los machos con tasas de 6 watios por kilogramo en radiofrecuencia modulada con el estándar Code Division Multiple Acces. Otros efectos más débiles que se encontraron fueron glioma maligno, adenoma en glándula pituitaria y feocromocitomas en médula suprarrenal. No se observaron cambios en la motilidad y el número de espermatozoides.

La FDA participará en una revisión externa de los resultados completos del estudio por parte de expertos externos al Programa Nacional de Toxicología, que se llevará a cabo entre el 26 y el 28 de marzo. “Al observar los resultados en animales, las conclusiones todavía requieren una cuidadosa discusión”, ha advertido Shure. Por su parte, desde el Programa Nacional de Toxicología, uno de sus científicos, John Bucher, ha asegurado que “estos hallazgos no deben extrapolarse directamente al uso del móvil en humanos”.