El especialista Bruno Sangro espera que un nuevo tratamiento para cáncer de hígado vea la luz en España

"Existen restricciones en trasladar lo que la ciencia aporta al paciente"
Bruno Sangro, coordinador del Área de Oncología Hepatobiliopancreática de la Clínica Universidad de Navarra.


10 sep 2022. 17.20H
SE LEE EN 3 minutos
El abordaje del cáncer de hígado ha sufrido un cambio drástico en los últimos años con la aparición de ensayos clínicos que mejoran notablemente la supervivencia global de los pacientes gracias a la inmunoterapia. En el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), celebrado en París, se han presentado nuevas combinaciones de fármacos que están cambiando la perspectiva a la hora de abordar este tipo de cáncer. Pese a los avances logrados por la ciencia en esta enfermedad, España sigue generando enormes barreras para que todos los hospitales puedan ofrecer tratamientos ya aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Bruno Sangro, coordinador del Área de Oncología Hepatobiliopancreática de la Clínica Universidad de Navarra, presentó en el Congreso Americano de Oncología (ASCO) los resultados de un ensayo clínico (Himalaya) publicado en la revista New England Journal of Medicine, demostrando la mejora de la supervivencia global del 22 por ciento en los pacientes de hepatocarcinoma no operable con la combinación de tremelimumab y durvalumab. Ahora, el próximo paso que aspira Sangro, según relata a Redacción Médica, es que el tratamiento llegue a España lo antes posible: “No debería haber ninguna barrera para su aprobación. Los datos son sólidos, por lo que es difícil pensar que la EMA no dé el visto bueno”.

La aprobación de la EMA es un paso que Sangro da por hecho, y el especialista explica que el siguiente objetivo es lograr “un informe de posicionamiento terapéutico favorable que permita a todos los hospitales españoles sin distinción realizar el tratamiento. El tiempo nos ha demostrado que existen dificultades. España es el único país que no tiene inhibidores de tirosina quinasa que se puedan usar en 2ª línea. En otros países se dispone de hasta 8 fármacos o combinaciones, en España solamente hay tres aprobados”.

El avance de la ciencia choca con las restricciones 


La inmunoterapia se ha convertido en una vía real para combatir este tipo de enfermedad, y en ESMO se han presentado los resultados de tres ensayos donde se marca un mayor porcentaje de supervivencia a largo plazo. “Este tipo de terapia genera respuestas objetivas y duraderas a los pacientes. Hasta hace dos años era impensable hablar de tasas de supervivencia a tres años superiores al 10 por ciento, y ahora es una realidad”, sentencia el especialista.


"Hemos pasado del nihilismo terapéutico con pacientes con carcinoma a lograr el mejor tratamiento para cada paciente"



El surgimiento de ensayos que ya están en marcha y que se centran en estadios precoces es uno de los aspectos destacados en ESMO, abriendo para Sangro un panorama esperanzador para el cáncer de hígado: “En una década hemos pasado del nihilismo terapéutico en España en pacientes con carcinoma, que se dejaba sin tratamiento, a una época en la que se busca lograr el mejor tratamiento para cada uno de los pacientes”.

La antítesis que genera el avance de la ciencia en cáncer de hígado con los obstáculos que los nuevos tratamientos deben de hacer frente es denunciado por el especialista, afirmando que “existe una situación de restricción en trasladar lo que la ciencia aporta para el tratamiento de los pacientes a los pacientes que no tiene justificación”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.