One Step Ictus implica la reforma del espacio de neurorradiología intervencionista y la incorporación de tecnología

Vall d'Hebron implanta un proyecto pionero que agiliza el abordaje de ictus
Impulsores de One Step Ictus.


22 jun 2022. 15.55H
SE LEE EN 3 minutos
Vall d'Hebron ha iniciado la implementación de One Step Ictus, gracias al cual la atención al paciente de ictus isquémico y hemorrágico se concentrará en una única sala de acceso directo de nueva construcción, de forma que se reducirá el tiempo de actuación desde que llega al Servicio de Urgencias hasta que recibe el tratamiento.

Este proyecto, pionero en el mundo y que entrará en funcionamiento en un año, supondrá una forma más ágil y segura de trabajar, que estará acompañada de la reforma del espacio de neurorradiología intervencionista y de la tecnología más innovadora, donde un equipo de neurólogos y neurorradiólogos evaluarán, diagnosticarán y tratarán a los pacientes.

El proyecto se realiza a través de una Unión Temporal de Empresas formada por Medtronic y Siemens Healthineers. El paciente que presente síntomas de ictus irá directamente a la sala One Step Ictus, sin tener que pasar por el circuito tradicional de Urgencias. Para agilizar el proceso asistencial se abrirá un nuevo pasillo desde el Servicio de Urgencias para llevar directa y exclusivamente a los pacientes con ictus a la sala One Step Ictus.

El gerente del Hospital Universitari Vall d'Hebron, Albert Salazar, señala que "este proyecto es un paso más en el nuevo Vall d'Hebron, que implica la creación de nuevos equipamientos, la mejora de las infraestructuras y la transformación organizacional y competencial de los profesionales del hospital".

Como explica el director del servicio de Diagnóstico por Imagen del Vall d'Hebron y del IDI Vall d'Hebron, Manel Escobar, "la sala One Step Ictus estará equipada con una solución tecnológica pionera que combina un equipamiento biplano para realizar la trmboectomía mecánica, el procedimiento estándar para extraer los trombos que causan el ictus, con un equipamiento para hacer el TAX antes, durante y después de la trombectomía y evaluar la actividad cerebral del paciente".

En estos casos, con una actuación más rápida, se disminuye el déficit neurológico causado por el ictus hasta el punto que se calcula que un 48 por ciento de los pacientes de ictus pueden llegar a lograr una recuperación clínica casi total después de ser sometidos a una trombectomía directa, frente al 27 por ciento de los que siguen el circuito tradicional.

¿Cómo se medirán los resultados?


Medtronic, multinacional americana de tecnología sanitaria, cuenta con una amplia experiencia en el ámbito de la medición de resultados en salud, lo cual le convierte en un partner necesario para abordar este proyecto. Gracias a su innovación en terapia en el área neurointervencionista y su experiencia en la optimización de procesos, Medtronic pone a disposición de este proyecto el abordaje integrado de procesos y procedimientos asistenciales, teniendo en cuenta las distintas fases del ciclo de cuidado de los pacientes, especialmente relevante en procesos tiempo-dependiente como es el diagnóstico y tratamiento de ictus.

"Nuestro objetivo último en este proyecto es mejorar la vida de los pacientes, mediante la medición del impacto de los resultados en salud y la optimización del proceso asistencial de una manera multimodal. Todo ello orientado a acortar tiempos, desde que el paciente entra en Urgencias hasta su tratamiento", indica la directora general de Medtronic en España y Portugal, María Vila
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.