Un estudio vincula la exposición al aluminio a un mayor riesgo de alzhéimer

Anteriores trabajos lo aventuraban, pero este es el primero que lo asocia a la ubicación del aluminio en el cerebro

Un estudio vincula la exposición al aluminio a un mayor riesgo de alzhéimer
lun 20 enero 2020. 18.15H
Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Reino Unido, y que ha sido publicado en el Journal of Alzheimer's Disease, ha vuelto a vincular, como así lo han hecho trabajos anteriores, la exposición al aluminio a un mayor riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

"Este es el segundo estudio que confirma una acumulación cerebral significativamente alta en la enfermedad de Alzheimer familiar, pero es el primero en demostrar una asociación inequívoca entre la ubicación del aluminio y la beta amiloide en la enfermedad. Y es que, hemos visto que el aluminio y el beta amiloide están íntimamente tejidos en la neuropatología", han dicho los investigadores.


Mutación específica


En el trabajo, se ha medido el aluminio en el tejido cerebral de una cohorte de donantes colombianos con Alzheimer familiar que compartieron una mutación específica, la cual conduce a niveles elevados de beta amiloide.


Las predisposiciones genéticas que aumentan la beta amiloide predisponen a acumular y retener aluminio en el tejido cerebral


Los niveles se compararon con un grupo control de tejidos cerebrales de donantes sin diagnóstico de enfermedad neuropatológica. Los científicos también utilizaron imágenes de microscopía de fluorescencia específica de aluminio para investigar la relación entre el aluminio y el beta amiloide en el alzhéimer familiar.

De esta forma, los expertos observaron que el contenido de aluminio del tejido cerebral de los donantes con la mutación genética fue muy alto. Además, los estudios de imágenes identificaron depósitos de aluminio en todos los tejidos cerebrales estudiados, los cuales se ubicaron predominantemente con beta amiloide en placas seniles y, ocasionalmente, en la vasculatura cerebral.

El aluminio también se encontró por separado de la beta amiloide en compartimentos intracelulares que incluyen la glía y los axones neuronales. Por todo ello, los resultados sugieren que las predisposiciones genéticas que se sabe que aumentan el beta amiloide en el tejido cerebral también predisponen a las personas a acumular y retener aluminio en el tejido cerebral.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.