18 nov 2018 | Actualizado: 14:30

Un estudio evidencia el papel de los virus en la enfermedad de Alzheimer

Los investigadores han asegurado que estos hallazgos ponen de manifiesto la complejidad de la misma

La esperanza de vida ha aumentado notablemente el número de casos que se diagnostican cada año.
Un estudio evidencia el papel de los virus en la enfermedad de Alzheimer
jue 21 junio 2018. 17.00H
Redacción
El análisis de grandes conjuntos de datos de muestras cerebrales post mortem de personas con y sin enfermedad de Alzheimer ha revelado que las especies virales, particularmente los herpesvirus, pueden tener un papel en la biología de la enfermedad de Alzheimer.

Investigadores financiados por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA) hicieron el descubrimiento al aprovechar datos de bancos de cerebros y estudios de cohortes que participan en el consorcio 'Accelerating Medicines Partnership-Alzheimer's Disease' (AMP-AD).

Los autores han enfatizado que sus hallazgos no prueban que los virus causen la aparición o progresión del alzhéimer. Más bien, los resultados muestran que las secuencias de ADN viral y la activación de redes biológicas (los sistemas interrelacionados de ADN, ARN, proteínas y metabolitos) pueden interactuar con los aspectos moleculares, genéticos y clínicos de la enfermedad.

Los hallazgos no prueban que los virus causen la aparición o progresión del alzhéimer



"La hipótesis de que los virus juegan un papel en la enfermedad cerebral no es nueva, pero éste es el primer estudio que proporciona evidencia sólida basada en enfoques imparciales y grandes conjuntos de datos que respaldan esta línea de investigación", ha asegurado el director de la NIA, Richard J. Hodes. "Esta investigación refuerza la complejidad de la enfermedad de Alzheimer, crea oportunidades para explorar el alzhéimer más a fondo, y resalta la importancia de compartir datos libremente y ampliamente con la comunidad investigadora", ha añadido.

Una compleja conjunción de factores genéticos virales y del huésped

En un principio, los investigadores se propusieron determinar si los medicamentos utilizados para tratar otras enfermedades pueden reutilizarse para tratar el alzhéimer. Diseñaron su estudio para mapear y comparar las redes biológicas subyacentes a la patología de Alzheimer. Lo que descubrieron es que la biología del alzhéimer probablemente se vea afectada por una compleja constelación de factores genéticos virales y del huésped, y ha agregado que “identificaron vías biológicas y rutas comprobables específicas”.

"Los robustos hallazgos del equipo de Mount Sinai no habrían sido posibles sin los recursos de datos científicos abiertos creados por el programa AMP-AD, particularmente la disponibilidad de datos genómicos en bruto –ha apuntado Suzana Petanceska, líder el proyecto de validación preclínica y descubrimiento de objetivos de AMP-AD-. Éste es un gran ejemplo del poder de la ciencia abierta para acelerar el descubrimiento y la investigación de replicación".

Aunque los hallazgos actuales son más específicos, no proporcionan evidencia para cambiar cómo se evalúan el riesgo y la susceptibilidad, ni el diagnóstico y el tratamiento del alzhéimer, han apuntado los autores. Más bien, la investigación les da a los científicos una razón para revisar la vieja hipótesis del patógeno y será la base para un trabajo posterior que probará si la actividad del virus del herpes es una de las causas del alzhéimer.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.