Mariana Muñoz, residente en el Hospital 12 de Octubre, relata su experiencia para lidiar la tesis con la residencia

Respaldo del Servicio y mucho esfuerzo para lograr el doctorado siendo MIR
Mariana Muñoz, residente en el Hospital 12 de Octubre, con los directores de su tesis doctoral.


18 mar 2022. 09.00H
SE LEE EN 4 minutos
Compaginar estudios y trabajo nunca resulta fácil y si esta tesitura la trasladamos a realizar el doctorado mientras se ejerce la residencia en un centro hospitalario puede llegar a resultar una quimera. Mariana Muñoz lleva como residente en el Servicio de Neurología del Hospital 12 de Octubre de Madrid desde hace tres años y recientemente ha logrado presentar su tesis doctoral, titulada “Asociaciones entre dieta y función cognitiva’.

El camino para lidiar la residencia con la tesis doctoral ha sido difícil para Muñoz, que afirma en Redacción Médica el respaldo que tuvo en todo momento por parte del Servicio de Neurología: "Me han ofrecido todo tipo de facilidades siempre y cuando no interfiriera en las funciones de residente. El doctorado lo realicé en la Universidad de Navarra, por lo que me permitieron ir a Pamplona para reunirme con el director y defender la tesis sin problema”.

Tras finalizar la carrera en Pamplona, concretamente en la Universidad de Navarra, Muñoz decidió realizar el MIR y adentrarse en la especialidad de Medicina Preventiva. “Empecé un máster de Salud Pública que se realiza en Madrid, debido al convenio existente entre el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Navarra. Muchas personas del norte de España vamos a Madrid para hacer este máster como parte de la especialidad”, argumenta la residente.


"El Servicio me ha ofrecido facilidades siempre y cuando no interfiriera en las funciones de residente"



Tras un año ejerciendo el máster, la estudiante se dio cuenta que su verdadera vocación era adentrarse en la Neurología. Debido a ello, decidió volver a realizar el MIR en el 2018 y, esta vez, accediendo a su verdadera pasión, la especialidad de Neurología: “Fue en el momento en que comencé mi segundo MIR cuando me matriculé para realizar el doctorado, justo después de finalizar el máster en Salud Pública”.

Comprensión y respaldo por parte del Servicio de Neurología


La residente del Hospital 12 de Octubre afirma que la Universidad de Navarra le permitió convalidar los estudios ejercidos durante el máster con los cursos del doctorado, explicando que “esta situación me facilitó bastante compaginar los estudios con la residencia. Ha sido un esfuerzo, pero hay gente que llega a realizar la tesis entera durante cuatro años de residencia, hecho que me parece mucho más complicado de asumir. La clave es tener un buen director que te guíe”.


"Hay gente que llega a realizar la tesis entera durante cuatro años de residencia"



El doctorado, realizado casi a distancia desde Madrid, no supuso ningún conflicto a la hora de ejercer como residente en el hospital madrileño. “Nunca avanzaba en mi tesis durante la actividad asistencial, rotaciones, guardias o estudios necesarios en el Servicio y desde el hospital siempre me han puesto facilidades. Además, miembros adjuntos del Servicio me han respaldado dándome consejos sobre el trabajo, el día de la defensa…” relata Muñoz.

Trabajo constante y sistemático, la fórmula del éxito


El hecho de haber realizado los cursos del doctorado con anterioridad permitió a la residente organizar su propio tiempo, por lo que la carga de trabajo dependía, según Muñoz “de los proyectos que yo tenía. Cuando empecé la residencia estaba terminando de publicar dos artículos para hacer la tesis. Me faltaba uno, escribir otro y enviarlo. No era una carga de trabajo continua de todos los días, algunas semanas después de trabajar sí que tenía que avanzar la tesis por las tardes. Pese a ello, durante la elaboración de la memoria tuve que trabajar todos los días”.

Una de las claves a la hora de poder terminar la tesis ha sido, según afirma Muñoz, “realizar un esfuerzo seguido y continuo en lugar de retomarlo después de un tiempo. De lo contrario, es mucho más complicado organizarte. Ser sistemática me ha permitido organizarme y escribir la memoria sin problema”.

El fruto del esfuerzo y la constancia ha permitido a Muñoz finalizar su tesis doctoral en su tercer y penúltimo año de residencia. El trabajo de tantos años ya es una realidad y Muñoz se ha convertido de forma oficial en nueva doctora.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.