Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Especialidades > Neurología

La Princesa cura al 80% de pacientes con epilepsia refractaria

En la Unidad de Epilepsia Refractaria del Hospital se han realizado 1.200 intervenciones con excelentes resultados

El Hospital La Princesa es un Centro de Referencia para el tratamiento de la epilepsia refractaria.
La Princesa cura al 80% de pacientes con epilepsia refractaria
Redacción
Miércoles, 24 de mayo de 2017, a las 14:20
El Hospital La Princesa es, junto con el Hospital La Paz, un Centro de Referencia Nacional para el tratamiento de la epilepsia refractaria. Este tipo de pacientes suponen en torno al 30% del total. El 70% restante responde adecuadamente al tratamiento con fármacos.

De hecho, el Servicio de Neurocirugía de este centro hospitalario, perteneciente a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, obtiene el 80% de éxito en los casos de pacientes intervenidos de epilepsia que no responde a fármacos, dejando a estos pacientes libres de crisis.

Tres de cada diez pacientes que sufren epilepsia sufren de tipología refractaria, en la que las crisis son tan frecuentes que limitan la vida del paciente, y el tratamiento con fármacos anticonvulsionantes no controla estas crisis.

Es en estos casos es en los que está indicada la valoración e intervención quirúrgica en una Unidad de Epilepsia Refractaria, como la del Hospital de La Princesa, donde se han realizado ya 1.200 intervenciones quirúrgicas de estas características con excelentes resultados.

Estimular el sistema nervioso

En el ámbito de la investigación, el Hospital de La Princesa genera más de la mitad de la actividad científica e investigadora en cirugía de la epilepsia en España. Rafael García de Sola, jefe del Servicio de Neurocirugía y catedrático de la Universidad Autónoma, y María De Toledo, neuróloga responsable de la Unidad de Epilepsia, apuntan a que los avances se dirigen a la aparición de nuevos fármacos para controlar mejor las crisis epilépticas y el desarrollo de técnicas quirúrgicas más eficaces y mínimamente invasivas.

En algunos casos en que la zona epileptógena -dónde se originan las crisis epilépticas- es muy extensa o implica zonas de la corteza cerebral con funciones importantes, en lugar de resecar o extirpar, que dejaría secuelas neurológicas, se procede a realizar intervenciones que estimulan partes del sistema nervioso como el nervio vago o el tálamo, con lo que se consigue disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis en más del 50% de los pacientes. El Hospital de La Princesa es el único centro de España que realiza Estimulación Cerebral Profunda para tratar la epilepsia de forma paliativa y en casos muy graves.

Tecnología 3D

Una de las particularidades más relevantes de estas intervenciones es que, mientras se realizan, el paciente está sometido a control neurofisiológico permanente para observar su actividad cerebral; también y gracias a los equipos de neuronavegación se conoce el punto exacto donde se encuentra el bisturí del neurocirujano en cada momento, lo que aporta una mayor precisión y seguridad en los resultados.

Para ello dispone de un neuronavegador 3D asistido por una sofisticada tecnología que se aplica en la cirugía cerebral incluida la de la epilepsia. Este neuronavegador, mediante un sistema de posicionamiento global 'GPS', dirige al neurocirujano hacia el objetivo, y le ayuda a mantenerse correctamente situado desde el punto de vista anatómico y funcional, durante todo el acto quirúrgico. La precisión y la seguridad a la hora de localizar la lesión de la que va a ser intervenido el paciente, la elección de la mejor ruta a seguir para abordarla sin dañar otros tejidos colindantes y la extirpación radical de la misma, son algunas de las principales ventajas de la neuronavegación.