22 de enero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 20:25
Especialidades > Neurología

Estimular la amígdala permite 'etiquetar' los recuerdos en el cerebro

Científicos descubren que la memoria humana mejora cuando se estimula eléctrica y directamente esa zona

La amígdala humana es una región que regula la memoria y los comportamientos emocionales.
Estimular la amígdala permite 'etiquetar' los recuerdos en el cerebro
Redacción
Martes, 19 de diciembre de 2017, a las 17:50
La estimulación eléctrica directa de la amígdala humana, una región del cerebro conocida por regular la memoria y los comportamientos emocionales, puede mejorar el reconocimiento de imágenes al día siguiente cuando se aplica inmediatamente después de que se vean y ‘etiquetar’ esos recuerdos, según un trabajo de un equipo de neurocientíficos que se publica en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Los hallazgos son el primer ejemplo de estimulación eléctrica del cerebro en humanos dando un estímulo específico del tiempo a la memoria que dura más de unos pocos minutos, dicen los científicos. El reconocimiento de los pacientes solo aumentó en el caso de las imágenes estimuladas y no las imágenes de control presentadas entre las imágenes estimuladas.

Los experimentos se realizaron el Hospital de la Universidad de Emory, en Atlanta, Estados Unidos, en 14 pacientes con epilepsia sometidos a monitorización intracraneal, un procedimiento invasivo para el diagnóstico del origen de las convulsiones, durante el cual se introducen electrodos en el cerebro.

“Pudimos etiquetar recuerdos específicos para recordarlos más tarde”, dice el primer autor, Cory Inman, investigador postdoctoral en el Departamento de Neurocirugía. “Un día, esto podría incorporarse en un dispositivo destinado a ayudar a pacientes con alteraciones graves de la memoria, como aquellos con lesiones cerebrales traumáticas o deterioro cognitivo leve asociado con varias enfermedades neurodegenerativas. Sin embargo, en este momento, es más un hallazgo científico que uno terapéutico”, reconoce.

“Vemos esto como una plataforma para el estudio adicional de los recuerdos de la memoria”, dice otro de los principales autores, Jon T. Willie, profesor asistente de Neurocirugía y Neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory. “La especificidad de tiempo permite muchos otros experimentos, ya que sabemos que no hay un efecto de arrastre de una imagen a la siguiente”, agrega.

Estimulación cerebral profunda

La estimulación cerebral profunda (DBS, por sus siglas en inglés), con el suministro de la corriente de manera continua por un dispositivo implantado, es un método clínico establecido para el tratamiento de trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson, y se está probando para trastornos psiquiátricos como la depresión.

En contraste con la invasividad de DBS, investigadores en otros lugares han experimentado con la estimulación eléctrica no invasiva como un enfoque para mejorar la memoria o la cognición, con varias rondas de estimulación aplicadas durante el aprendizaje. “La ventaja de DBS es que puede modular de forma selectiva un circuito cerebral específico sin amplios efectos fuera del objetivo”, subraya Willie, quien realizó cirugías en pacientes del estudio.