Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Especialidades > Neurología

El Rosell rehabilita el ictus con un programa de realidad virtual

Da continuidad a un proyecto iniciado con 12 pacientes en 2016

La fisioterapeuta encargada del programa en el hospital.
El Rosell rehabilita el ictus con un programa de realidad virtual
Redacción
Jueves, 19 de enero de 2017, a las 16:30
El Hospital del Rosell tiene encarrilado un programa de realidad virtual diseñado para mejorar la función motora de los pacientes con ictus, entre otros ejercicios de rehabilitación neurológica, tras el éxito que cosechó su puesta a punto en 2016.

Esta realidad virtual mejora de forma significativa, por ejemplo, la función motora en pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular. Los participantes en la experiencia piloto en 2016 tenían una edad comprendida entre los 55 y los 64 años de edad, y habían sufrido algún tipo de patología cerebrovascular en el último año que les supuso algún tipo de disfunción física.

Estos pacientes trabajaron en su recuperación con entrenamiento y visualizando un monitor que les guiaba en la realización del ejercicio mientras su fisioterapeuta corregía o ayudaba, además de controlar el progreso de los ejercicios pautados.

Para ello, los especialistas y fisioterapeutas del Servicio de Rehabilitación del Complejo Hospitalario de Cartagena han incorporado, al software del programa de rehabilitación virtual, una serie de valores que miden la cantidad y la calidad de los ejercicios realizados por los pacientes sujetos a escalas de valoración funcionales estandarizadas.

Un plan de cinco semanas de duración

Los fisioterapeutas de la Unidad de Rehabilitación Neurológica del Complejo Hospitalario de Cartagena han decidido qué aspectos debían cuantificarse antes y después del tratamiento de los pacientes, de cinco semanas de duración, teniendo en cuenta los objetivos clínicos.

Entre otras posibilidades y ventajas, el programa permite la posibilidad de grabar ambos movimientos, el deseado por el terapeuta y el del paciente, y hace que se obtengan porcentajes de realización y mejora del ejercicio.