20 de noviembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:50
Especialidades > Neurología

El paciente con demencia atendido por un cuidador estresado muere antes

Un estudio revela además que hasta el 40% de las personas que cuidan a enfermos de demencia sufren de depresión

El paciente con demencia atendido por un cuidador estresado muere antes
Redacción
Martes, 27 de junio de 2017, a las 12:50
Los pacientes con demencia pueden morir antes si sus cuidadores familiares están mentalmente estresados, según revela un nuevo estudio de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos). Entre 2007 y 2016, investigadores de la UC Berkeley rastrearon la mortalidad de 176 pacientes con enfermedades neurodegenerativas que son corrosivas para la función cerebral y también evaluaron la salud mental de los miembros de la familia que se encargaron de ellos.

Sus conclusiones, que se detallan en un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, indican que los pacientes atendidos por los cuidadores con depresión, ansiedad y otros síntomas de enfermedad mental morían antes que aquellos con cuidadores que gozan de buena salud mental. Por ejemplo, en comparación con los pacientes atendidos por parientes con una salud mental bastante buena, los pacientes cuidados por familiares con un malo bienestar mental murieron en promedio, unos 14 meses antes.

"Nuestro hallazgo de la fuerte relación entre la supervivencia de los pacientes y la salud mental de los cuidadores subraya el profundo vínculo entre la vida y el bienestar de las personas que prestan sus cuidados y sus enfermos mientras participan en una de las relaciones más difíciles e íntimas de la vida", afirma Robert Levenson, profesor de Psicología en la UC Berkeley.

Investigadores en el Laboratorio de Psicofisiología de Levenson en Berkeley evaluaron a 176 parejas de cuidador-paciente. Los cuidadores informaron sobre su propia salud y bienestar social y emocional y los pacientes fueron evaluados durante las citas anuales de seguimiento y actualizaciones telefónicas a través del Centro de Memoria y Envejecimiento de la Universidad de California en San Francisco.

Declive inmunológico y peores cuidados

La longevidad de un paciente se basó en el número de días desde su evaluación inicial en el Laboratorio Psicofisiológico de Berkeley hasta su muerte o, si no habían fallecido, hasta el cierre del estudio en mayo de 2016. De los 176 pacientes, 76 murieron durante el curso de la investigación. En general, los resultados mostraron que el riesgo de mortalidad para los pacientes fue mayor cuando su cuidador sufría de mala salud mental, incluso teniendo en cuenta el sexo, la edad, la gravedad de la enfermedad y los problemas mentales de los pacientes.

Aunque se puede encontrar este trabajo gratificante y necesario, el estrés cotidiano puede tener un peaje en el bienestar mental: hasta el 40 por ciento de las personas que cuidan a enfermos de demencia sufren de depresión, así como niveles por encima de la media de ansiedad, aislamiento social y frustración.

El estudio señala que la mala salud mental en los cuidadores puede afectar a las vidas de los pacientes de una variedad de maneras, como, por ejemplo, reducir la calidad del cuidado de los pacientes elevando el riesgo de negligencia o abuso, debilitando su sistema inmunológico, comprometiendo los lazos sociales entre el cuidador y el enfermo.