El estudio 'Atila', liderado por el Virgen del Rocío, busca la mejor dosis para ictus por oclusión en tándem

El ensayo para mejorar la medicación en ictus empieza a reclutar pacientes
Elena Zapata, neurorradióloga intervencionista del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.


08 abr 2022. 17.00H
SE LEE EN 4 minutos
El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla lidera un ensayo clínico multicéntrico en el que participan un total de 10 hospitales españoles para saber cuál es la dosis correcta de medicación en casos de ictus por oclusión en tándem. A día de hoy, ya han empezado la fase de reclutamiento de los pacientes y, según Elena Zapata, neurorradióloga intervencionista del Virgen del Rocío, "se prevé tener los primeros resultados para 2024".

El estudio, pionero a nivel internacional, tiene el objetivo de saber "cuál es la medicación correcta en antiagregación simple y qué terapia es más efectiva para evitar que se recluya el stent y, por ende, que aumente la tasa de herroagia cerebral tras intervenir un ictus por oclusión en tándem", señala Zapata a Redacción Médica. Para llevarlo a cabo, "se probará aspirina intravenosa frente a tirofiban intravenoso en dosis bajas con un márgen de seguridad muy amplio".

El ictus por oclusión en tándem es aquel que "presenta un tipo de oclusión de una arteria dentro del cerebro y otra del cuello, la carótida. Y, lo que ocurre en estos pacientes es que, a pesar de que la arteria cerebral no supone ningún problema a la hora de abrirla, la del cuello genera problemas al ponerle el stent o la prótesis", explica Zapata. A lo que añade que ese stent necesita una medicación pero "ni está estandarizada ni se sabe qué tipo de medicación hay que poner y, por eso, los especialistas de los diferentes centros del mundo ponen la que deseen".

Razón por la cual, apunta Zapata, "hay casos en los que esos stents directamente se cierran y otros casos en los que la medicación que se administra es excesiva y se produce una hemorragia cerebral". A raíz de todo esto, Zapata detalla que les surge la siguiente duda: "¿Qué se hace con estos pacientes a los que hay que dejarle tanto la arteria del cuello como la del cerebro abiertas?".


"El objetivo principal del estudio es identificar cuál es la medicación adecuada para que el stent de la carótida se mantenga abierto"



En este tipo de infarto cerebral, "hay que arreglar las dos arterias y el objetivo principal del estudio es identificar cuál es la medicación adecuada para que el stent de la carótida se mantenga abierto por dos razones: primero, para que la cantidad de dosis sea suficiente y el stent no se cierre ya que, si esto ocurre, se produce un nuevo infarto cerebral y el paciente puede sufrir consecuencias mucho peores, la mortalidad es más elevada o puede sufrir algún tipo de discapacidad, entre otras. Y, segundo, para no provocar que se produzca una hemorragia cerebral, ya que cuando se produce un infarto, la cicatriz que queda (isquemia) es propensa a sangrar y habría que ponerle una medicación que frene ese sangrado", explica Zapata. 

Comportamiento hemodinámico de lesiones en tándem


El ensayo sobre este tipo de ictus, avalado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), es pionero en el mundo ya que "a los pacientes que tienen un infarto cerebral en una situación aguda de una antiagregación no se les puede administrar clopidrogel vía oral de forma programada porque no pueden tragar", asegura Zapata. Ese es el motivo por el cual "se va a administrar tirofiban, medicación segura y eficaz".

Zapata aclara que este ensayo "es fruto de un primer estudio que se ha llevado a cabo en el Virgen del Rocío denominado 'Resultados clínicos de la trombectomía mecánica en lesiones en tándem de accidentes cerebrovasculares según la ubicación de la oclusión intracraneal'". En este sentido, los principales resultados del mismo, según Zapata, "reflejan que, a pesar de ser procedimientos técnicamente más complejos y de mayor duración, los pacientes con lesiones en tándem (LT) tienen una mayor tolerancia a la hipoperfusión gracias a los sistemas de compensación hemodinámica intracraneal asociados a una estenosis carotídea crónica".

Por ello, "el comportamiento hemodinámico de LT podría establecer un punto de partida para estudiar formas de compensaciones de accidentes cerebrovasculares para reducir el daño por isquemia", concluye Zapata. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.