18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:40
Especialidades > Neurología

"Si el alzhéimer se contagiara por transfusión de sangre, ya lo sabríamos"

La SEN analiza una investigación que revela que la enfermedad puede transmitirse a través del plasma

El coordinador del Grupo de Estudio de Neurogeriatria de la SEN, Marcos Llanero
"Si el alzhéimer se contagiara por transfusión de sangre, ya lo sabríamos"
Víctor Goded
Miércoles, 15 de noviembre de 2017, a las 10:50
Un estudio en ratones de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) ha descubierto la presencia en la sangre de una proteína involucrada en la aparición del alzhéimer y que podría transmitir la enfermedad mediante las transfusiones. Así, los resultados muestran que cuando un roedor recibe sangre de otro, la presencia de placas de la proteína beta-amiloide se empieza a acumular en su cerebro y sufre el mismo patrón de neurodegeneración.

"El problema de los estudios sobre el alzhéimer con ratones es que se parecen poco a lo que ocurre con los humanos. Lo que hacen es provocarle la enfermedad a través de determinadas mutaciones", cuenta a Redacción Médica el coordinador del Grupo de Estudio de Neurogeriatria de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Marcos Llanero. "De hecho, la propia enfermedad en humanos es diferente dependiendo si tiene un carácter más genético o más esporádico, con lo que se duda que el origen sea el mismo para todos los casos".

Por ese motivo, valora la precaución "a la hora de extrapolar los resultados en los humanos. Hay tratamientos que han funcionado en roedores y luego se ha comprobado que no sirven, con lo que provoca cierto descrédito".

"La única forma de saber si es aplicable en  personas es a través de estudios observacionales. Obviamente, no podemos coger sangre infectada y transmitírsela a alguien, pero sí es posible ver, por ejemplo, si los pacientes con alzhéimer han recibido más transfusiones", matiza el especialista.

Para Marcos Llanero, "si la transmisión de sangre en el alzhéimer fuera tan obvio, nos habríamos dado cuenta. Por ejemplo, en el caso de las vacas locas se ha conseguido demostrar que hay determinados tejidos que son transmisibles".

"No hay que alarmar a la ciudadanía"

"Hay que tener cuidado con la información que se da porque hay gente que se puede asustar, pensando que han podido ser contagiados. Es importante explicar que la sangre humana se estudia, los donantes son jóvenes que, por lo general, no tienen enfermedades de base", asegura el miembro de la SEN.

Eso sí, valora el trabajo "porque supone un avance. El campo de la investigación se tiene que centrar en estudiar el origen de la enfermedad, ya que sabemos que en el alzhéimer están relacionados diversos factores, ya sean ambientales, vasculares o genéticos. Queda mucho por descubrir, aún estamos en pañales".