"La investigación básica en alzhéimer avanza, pero hay que ser prudentes"

Pascual Sánchez-Juan, de la SEN, explica a Redacción Médica cómo ve el futuro de esta enfermedad

Pascual Sánchez-Juan, vocal del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN.
"La investigación básica en alzhéimer avanza, pero hay que ser prudentes"
sáb 21 septiembre 2019. 13.00H
La investigación básica ha avanzado muchísimo pero hay que ser prudentes. Ese el mensaje principal que deja Pascual Sánchez-Juan, vocal del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN), durante su asistencia al VII Congreso Internacional de Investigación e Innovación en Enfermedades Neurodegenerativas (Ciiien), que está teniendo lugar en Santiago de Compostela. 

"Comparto el optimismo con los avances, sobre todo en conocimiento básico de estas enfermedades, que nos acerca más a progresos en el tratamiento. Pero como médico y reprsentante del Grupo de Demencias de la SEN, tengo que lanzar un mensaje de cautela: es importante que las familias no se hagan falsas esperanzas, porque estamos en frente de uno de los problemas médicos más complejos que hay. Y, por desgracia, no tenemos un buen historial en cuanto a ensayos clínicos y tratamientos del alzhéimer". 

El mensaje positivo que deja es ese: "La investigación básica está avanzando muchísimo. Estamos más cerca", señala a Redacción Médica.  De hecho, Sánchez-Juan señala que agunos fármacos para frenar esta enfermedad están funcionando muy bien en el laboratorio, con modelos de ratones. Y este es otro mensaje que se ha ido encontrando en las diferentes reuniones y congresos a los que ha asistido. 

"Pero la vacuna, y en general todos los fármacos, han seguido una línea que no ha funcionado", asegura. Y añade: "Esto es un ejemplo de lo complejo que es esta enfermedad. Pero no es la única línea, desde luego".


Vías alternativas


Si la línea de investigación prioritaria hasta ahora ha sido alrededor de la proteína beta-amiloide, ahora las nuevas vías, las que Sánchez nombra como "alternativas", se están centrando en la TAU.


"Probablemente sea lo que vamos a necesitar, una aproximación compleja a la enfermedad" 


"Pueden surgir caminos alternativos. Probablemente sea lo que vamos a necesitar, una aproximación compleja a la enfermedad. No va a ser suficiente con solo un fármaco, sino que vamos a necesitar probablemente varias medicinas actuando a la vez, como ocurre con el cáncer o el VIH. Son enfermedades difíciles que requieren aproximaciones complejas. Por lo tanto, creo que poco a poco vamos a ir viendo que algunos fármacos van a empezar a funcionar y tendremos que ir ampliando el arsenal", asegura. 

Por ello, explica las compañías farmacéuticas están probando este nuevo camino. "La infamación es un campo que, sobre todo los estudios genéticos, demuetran que tiene un papel muy importante y bueno. Las farmacéuticas están diversificando opciones ahora mismo. Y cuando vas a congresos de ensayos clínicos y terapias, te das cuenta que hay más variedad de aproximaciones, lo cual me parece que es muy bueno. Aumentan las probabilidades de que estos fármacos que están en ensayos clínicos, funcionen". 

Más esfuerzo de gobiernos y empresas 


Sin embargo, toda es investigación, en su opinión, "nunca es bastante". "Estamos delante de uno de los principales retos que tenemos en Medicina. El esfuerzo que se hace depende de cada país, pero desde luego es insuficiente, sobre todo si lo comparas con otras enfermedades que generan menor coste. Desde luego que la investigación no es proporcional a la amenaza y al coste que supone esta enfermedad", asegura. 

Y concluye: "Hace falta un esfuerzo muy grande, tanto de los gobiernos como de las empresas. Deben ponerse de acuerdo y focalizar el esfuerzo en avanzar en este campo, que va a ser muy importante para el futuro de nuestras sociedades. Somos una población cada vez más envejecida y las demencias es uno de los problemas principales". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.