"Protejamos a los jóvenes de la manipulación de la industria del tabaco"

"Hay que proteger a jóvenes de la manipulación de la industria del tabaco"

Andrés Zamorano y Serafín Romero.
"Protejamos a los jóvenes de la manipulación de la industria del tabaco"
jue 28 mayo 2020. 16.50H
"Proteger a los jóvenes de la manipulación de la industria y evitar que consuman tabaco y nicotina" es el lema escogido para la celebración de este año del Día Mundial Sin Tabaco 2020, que se celebra este domingo 31 de mayo, tal y como han puesto de manifiesto durante una rueda de prensa organizada por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) en la que también se ha abordado la relación de los fumadores y el Covid-19.

En este encuentro con los medios telemático han participado Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom); Andrés Zamorano, presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT); Mª Rosa Arroyo, vicesecretaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos; Agustín Montes; profesor titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la USC y miembro de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE); y Ana Fernández Marcos; directora de Relaciones Institucionales e Incidencia de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Cada año el tabaco mata en el mundo a ocho millones de personas (700.000 en Europa y 52.000 en España). El 50 por ciento de los fumadores fallece prematuramente por alguna causa relacionada con el tabaco.

La industria tabacalera, explican los organizadores, intenta atraer a las nuevas generaciones para que consuman sus productos de tabaco y nicotina. Para dicho fin, utiliza la publicidad, promoción y patrocinio quedirige con más frecuencia a poblaciones vulnerables en mercados emergentes como son África, Asia y Medio Oriente, donde las leyes no protegen adecuadamentea la población de los efectos del tabaquismo y la nicotina.

También han abordado otros asuntos, como la implicación del tabaquismo en la pandemia del coronavirus o los nuevos dispositivos para fumar. 


"La gran pandemia no infecciosa de la humanidad es el tabaquismo"


Con todo, Serafín Romero ha puesto en valor que se celebre un acto como este coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco donde “se revele la situación y el papel que todos estos años ha tenido el CNPT en esta lucha para prevenir la gran pandemia no infecciosa de la humanidad que es el tabaquismo y sus consecuencias”.


"Empezamos a hablar de otros temas que nos siguen preocupando desde antes del Covid como es el tabaco"


Así, ha señalado que este año el lema que se emite desde el entorno sanitario internacional tiene que ver con “la juventud, la protección y la prevención para evitar el consumo de tabaco y su sustancia asociada adictiva que es la nicotina”. Y, en concreto, ha resaltado que se trata de “proteger a los jóvenes de la manipulación de la industria que intenta plantear un escenario de alternativa saludable, en una poblacióndiana” que no solo no ayuda sino encima favorece “el inicio del consumo”.

Romero ha hecho o referencia al dato de la Encuesta 'Estudes' de que el 48,4 por ciento entre 14 y 18 años ha utilizado el cigarrillo electrónico. “Desde el CNPT se va a poner sobre la mesa la situación actual del tabaco y las líneas que hemos defendido y seguimos defendiendo para que el gobierno tome las iniciativas”, dijo.

Finalmente, ha trasladado un mensaje de “esperanza y ánimo” porque “empezamos a hablar de otros temas que nos siguen preocupando desde antes del Covid como es el tabaco” y que “la actual situación que vivimos va a favorecer la búsqueda de apoyos en un problema de salud pública igual de importante”.

“Los datos anuales nos horrorizan. Si fuéramos emitiendo en directo los 56.000 fallecidos al año con causas relacionadas por el tabaco nos quedaríamos perplejos”, ha puntualizado.

“El tabaco produce 56.000 muertes al año"


Andrés Zamorano ha señalado que “este virus tiene cura y tenemos una vacuna para el tabaco. Hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias y partidos políticos para que el posible cambio de la nueva legislación tabaco contemple que las 56.000 muertes que produce el tabaco son muertes más silenciosas y que no aparecen en los telediarios y que hay que tener en cuenta el proteger a los jóvenes de esta publicidad. La gente no fuma porque quiere. De hecho, el 70 por ciento de los fumadores quieren dejar de fumar pero debido a que hay una sustancia adictiva y que la industria está interesada en que siga fumando es difícil"

Por su parte Mª Rosa Arroyo ha expuesto el posicionamiento de la corporación médica ante este 'Día Mundial Sin Tabaco 2020', en base a la evidencia e información médica contrastada y libre de conflicto de interés, es enviar a la población un claro mensaje: las sustancias tóxicas del humo del tabaco disminuyen las defensas de los pulmones y facilitan que virus y bacterias los infecten, eso es lo que hace que la Covid-19 sea una enfermedad mucho más grave en fumadores que no fumadores y de peor pronóstico. Y que fumar mata. 

Finalmente, ha destacado que durante esta pandemia el consumo de tabaco y dispositivos electrónicos de liberación de nicotina se produce una manipulación de la mascarilla, y aumenta el riesgo de contaminación. Las organizaciones e instituciones sanitarias tenemos la responsabilidad de contrarrestar la publicidad de la industria del tabaco y derivados, especialmente cuando se dirige a jóvenes y grupos de población vulnerables con mensajes equívocos.

"El tabaco sigue siendo la principal causa de muerte evitable en España"


Agustín Montes Martínez ha expuesto que el tabaco sigue siendo la principal causa de muerte evitable en España. "Es la única sustancia de consumo legal que causa la muerte a la mitad de sus consumidores", ha precisado, y ha aludido a un estudio realizado por el Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología,según el cual, cada año mueren en España más de 56.000 personas a causa del tabaco, de las cuales el 54 por ciento se manifiestan como enfermedades del aparato respiratorio.


"Ya disponemos de información sobre la incluencia del consumo del tabaco en el padecimienot de la infección por SARS-CoV-2"


También ha hecho referencia a que la evidencia científica de las epidemias precedentes por otros coronavirus como el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) muestra cómo ser fumador o haber fumado era unimportante factor de riesgo que llegaba a triplicar la probabilidad de sufrir esta enfermedad;en el caso del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV) la asociación, aunque positiva,no llegó a ser significativa.

“Actualmente -ha dicho- ya disponemos de información sobre la influencia del consumo de tabaco en el padecimiento de la infección por SARS-CoV-2. Un metanálisis, que incluyó a tres estudios, concluyó que, frente a los no fumadores,los fumadores tienen un mayor riesgo de presentar un cuadro severo de la enfermedad. Se entiende por cuadro severo el ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos o el ingreso hospitalario en cama convencional pero con oxigenoterapia”.

Y ha aludido a algunos otros estudios que también han señalado el incremento de la mortalidad en pacientes Covid-19 fumadores. Un estudio multicéntrico llevado a cabo en 169 hospitales de 11 países de Europa, Asia y Norteamérica observó que la mortalidad hospitalaria fue mayor en los pacientes fumadores que en los no fumadores.

En resumen, “el consumo de tabaco es un importante factor de riesgo de la incidencia d einfección respiratoria, así como de la severidad en la progresión de la enfermedad, incluyendotambién, con la evidencia científica disponible hasta el momento, la infección por SARS-CoV-2”.

“Debemos ser mucho más estrictos"


Ana Fernández Marcos ha expuesto que "el hogar se ha convertido en un espacio de trabajo y estudio” y por tanto “No debemos bajar la guardia ante los efectos del humo del tabaco en nuestro entorno próximo, casa, coche, parques infantiles, centros deportivos, marquesinas de autobús, centros de ocio o comerciales”
 
Ha defendido que “debemos ser mucho más estrictos y más conscientes del riesgo para no fumar en cualquier lugar donde pueda haber personas cerca y en especial, niños y/o adolescentes” y ha recordado que fumar puede ser ahora un comportamiento de riesgo añadido para otros en la transmisión del Covid.

“No hay un nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno” y recordó que, según la Organización Mundial de la Salud, el humo de tabaco ajeno causa más de 1 millón de muertes prematuras cada año a nivel mundial y casi la mitad de los niños respiran aire contaminado por humo de tabaco en lugares públicos.

TAGS

Tabaquismo
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.