Reclaman a Sanidad reasignar la cantidad económica que antes financiaba la vareniclina y el bupropion

Neumología exige financiación pública a fármacos alternativos a Champix
Carlos A. Jiménez-Ruiz y Mariano Pastor.


19 oct 2021. 14.05H
SE LEE EN 3 minutos
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (Fenaer) piden al Ministerio de Sanidad que financie los tratamientos sustitutivos con nicotina (TSN), que se administra en distintas presentaciones (parches, chicles, comprimidos o spray bucal), ante la falta de vareniclina y bupropion, los dos medicamentos para ayudar a los fumadores a dejar de fumar que están cubiertos por la financiación pública del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La vareniclina ha sido retirada por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), al haberse detectado una impureza, consistente en niveles más altos de lo normal de N-nitrosovareniclina, un tipo de sustancias, las nitrosaminas, que la Organización Mundial de la Salud considera potencialmente cancerígenas. No obstante, las autoridades sanitarias han informado de que estas sustancias están presentes en cantidades muy pequeñas en la vareniclina y que, por tanto, no suponen un riesgo para la salud de los pacientes. Por tanto, se está a la espera de que la administración de este fármaco se reactive por completo, pero por el momento no esta disponible. El otro medicamento disponible en España para ayudar a los fumadores a abandonar el tabaquismo es el bupropion, el cual tiene problemas de desabastecimiento en algunas partes del país.

Reasignación de los recursos


Ante esto, desde Separ y Fenaer consideran que esta situación que ha coincidido en el tiempo, paralización de la administración de un medicamento (vareniclina) y desabastecimiento de otro (bupropion), no puede implicar que los fumadores que desean dejar de fumar no tengan acceso a las terapias para ayudarles a conseguirlo, a cargo del SNS. Por ello, consideran que la cantidad que se estaba destinando a financiar la vareniclina y el bupropion debe destinarse a financiar otros tratamientos del tabaquismo que hayan demostrado ser eficaces y seguros.

Desde la sociedad científica recuerdan que la terapia sustitutiva con nicotina, en cualquiera de sus formas: chicles, parches, comprimidos y spray bucal, ha demostrado ser un tratamiento que duplica las posibilidades de éxito en un intento por dejar de fumar, en comparación con placebo y que, además, son tratamientos seguros, con escasas contraindicaciones y que no producen efectos adversos significativos.

Falta de una alternativa financiada para dejar de fumar


"Los fumadores que quieran dejar de fumar en el momento actual es España están desprotegidos, por ello pedimos al Ministerio que ponga en marcha los mecanismos necesarios para subvencionar la terapia sustitutiva con nicotina a aquellos fumadores que quieran hacer un intento serio de abandono del consumo de tabaco”, explica Mariano Pastor, presidente de Fenaer. 

Por su parte, el presidente de Separ, Carlos A. Jiménez-Ruiz, reivindica la lucha contra el tabaquismo como crucial y un problema de salud pública que hay que combatir de forma contundente. "Las incidencias en el suministro de cualquier terapia destinada a conseguir esta finalidad, el abandono del consumo del tabaco, no pueden dejar desatendidos a los pacientes fumadores que desean hacer un serio intento por dejar de fumar y que, para conseguirlo, necesitan tratamiento. No podemos abandonar a los fumadores, y menos en una situación, como la que estamos viviendo, de pandemia por una enfermedad respiratoria que es especialmente grave en personas que consumen tabaco. El sistema nacional de salud debe velar por la protección de los fumadores y si los tratamientos que se financian por ley están inoperantes, debe facilitar la subvención de otros que sean eficaces y seguros”, destaca. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.