La tendencia mundial y la evidencia disponible impulsa la implantación en España de esta técnica de detección precoz

El SNS tiene los recursos para realizar el cribado de cáncer de pulmón
Luis Miguel Seijo Maceiras, Luis de Gonzaga Conteras Ortíz (en la pantalla), Pedro Rodríguez Suárez y José Javier Castrodeza Sanz.


28 oct 2022. 08.50H
SE LEE EN 7 minutos
La tendencia mundial en torno al cribado de pulmón ha cambiado en los últimos tiempos. Cada vez son más países los que ya lo están llevando a cabo o están en fases iniciales para acometer su implantación. Un “giro” mundial que España debe aprovechar para impulsar una “implantación progresiva” a través de un programa piloto a pequeña escala, según han puesto de manifiesto los expertos reunidos en el Foro Estratégico Institucional de Separ (FEIS 2022), convocado por la sociedad médica y organizado por Redacción Médica. Una implantación para la que la sanidad española se encuentra en una posición "envidiable" al tener acceso a las tomografías computarizadas de bajas dosis. 

El FEIS 2022 analiza la viabilidad de la implantación del cribado de pulmón en España.

“Es el momento de dar un giro y apoyar el cribado de pulmón. Se debe empezar por un proyecto piloto para demostrar su viabilidad y después extrapolarlo. Conozco las dificultades de incluirlo en la cartera de servicios, pero en el Sistema Nacional de Salud (SNS) tenemos los recursos necesarios para implantarlo”, detalla en FEIS 2022 Luis Miguel Seijo, director del departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra y uno de los responsables del proyecto Cassandra, impulsado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

En estas jornadas, organizadas gracias a la colaboración de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y su grupo de terapias respiratorias (Air Liquide Healthcare, Esteve Teijin, Linde, Oximesa Nippon Gases, Sapio Life y Vivisol) y a Boehringer Ingelheim; también se ha detallado el avance internacional que vive el cribado de pulmón.

Según han resaltado los facultativos, en Estados Unidos el cribado de cáncer de pulmón ya está aprobado y con cobertura por parte de las aseguradoras. Mientras que, a nivel europeo, Croacia y Polonia cuentan con proyectos nacionales, y Reino Unido ya ha mostrado su posición a favor. “En general, los proyectos que se están llevando a cabo tienen las limitaciones y los resultados previsibles. España tiene la ventaja de tener un SNS de primer orden que tiene la capacidad de los recursos necesarios para llevar a cabo estos cribados. Aquí el acceso a las tomografías computarizadas de bajas dosis no sería un problema, tenemos un acceso a ellos envidiable”, explica Seijo Maceiras.

Acceso envidiable del SNS a las tomografías computarizadas de bajas dosis.

Seijo Maceiras, director del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra, resalta el acceso envidiable del SNS a las tomografías computarizadas de bajas dosis. 


Gracias a este “giro mundial”, José Javier Castrodeza Sanz, jefe de Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Clínico de Valladolid, se muestra “optimista” ante una implantación en España. En ese sentido, el facultativo explica los avances que ya se han realizado en nuestro país: “Estamos pendientes de un informe de las agencias de innovación tecnológica de Canarias y Galicia; y el Parlamento navarro ha hecho una moción por unanimidad para montar un cribado en Navarra”. Por parte del Ministerio, este también se está “volviendo más sensible” y fruto de ello es la creación de un grupo de estudio para avanzar en los programas de cribados que no estaban contemplados.


¿Por qué empezar por un proyecto piloto?


Para Castrodeza Sanz, tanto las sociedades científicas como la Administración deben impulsar un programa piloto y poco a poco ir ampliando. “Nadie está pidiendo una implantación inminente y absoluta. Las dificultades no pueden ser razones para no andar. La evidencia científica está muy avanzada. Hay que dar una oportunidad a aquellas personas que tienen mucha potencialidad de tener cáncer de pulmón, y no quitarle esta herramienta que les puede ayudar y curar. Porque si se diagnostica pronto, la probabilidad de curación es del 80 por ciento”, detalla el especialista.

Un comienzo que comparte Luis de Gonzaga Conteras Ortíz, subdirector general de Proyectos e Innovación de la Consejería de Salud de la Región de Murcia: “Estoy totalmente de acuerdo con empezar con un proyecto piloto. El cómo también es muy importante, pero es cierto que no tendría sentido pretender un arranque masivo para toda la población. Si podemos empezar a andar y que cada comunidad vaya solucionando sus problemas es perfecto. Además, la manera y el ritmo de hacerlo es muy importante. También hay que destacar que si hay evidencia detrás, los profesionales se vuelcan”.

Descarta una implantación inminente y absoluta del cribado de pulmón

José Javier Castrodeza Sanz, jefe de Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Clínico de Valladolid, descarta una implantación inminente y absoluta del cribado de pulmón.


Papel fundamental del proyecto Cassandra


El programa piloto a instaurar en España ya se encuentra diseñado a través del proyecto Cassandra. “Desde Separ ya hemos establecido a quién cribar, cómo y dónde. Tenemos toda una estructura montada y tenemos un convenio marco con el que podemos empezar a trabajar”, detalla Seijo Maceiras.

Según detalla uno de los impulsores del proyecto Cassandra, ya han realizado toda la estructura necesaria en cuanto a la realización de auditoria, una seroteca, un banco de imágenes, un registro de pacientes, un acuerdo “histórico” de todas las sociedades científicas vinculadas y acuerdos con más de 20 servicios hospitalarios con sus respectivos centros de salud vinculado.

“Estamos a punto de poder empezar la andadura siempre que consiga la financiación necesaria para el mantenimiento de los registros. Nuestro objetivo es empezar la actividad en 2023. Es un proyecto a cinco años con diez años de seguimiento de los pacientes”, explica Seijo Maceiras.

Para Castrodeza Sanz el mundo ha dado un “paso importante” y España debe compararse con los mejores: “Si se decide impulsar un proyecto, ahí Cassandra va a jugar un papel importante. En Medicina, lo que no era viable puede serlo rápidamente. Esto es una oportunidad que no podemos olvidar y pienso que los informes técnicos no van a ir con la contundencia de los anteriores”.

Neumología

Pedro Miguel Rodríguez Suárez, vicepresidente de Cirugía Torácica de Separ, director gerente del Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria y moderador de la mesa.


Circunstancias favorables para el cribado de pulmón


Para Seijo Maceiras, la evidencia del cribado cuenta con varias “circunstancias favorables”: “Se ha aprendido de los errores como la radiografía de tórax, que ha demostrado que no funciona; y ya tenemos un número de ensayos clínicos que han demostrado la eficacia del cribado de pulmón. También hay grandes cohortes de gran magnitud como la IELCAP, con más de 800.000 personas en todo el mundo”.

Otra de las ventajas es que ya se conoce la población diana. “No tenemos que cribar a todos, sino a las que tienen más riesgos”, detalla el neumólogo, quien también recuerda que España ya cuenta con experiencias “exitosas” como los 12.000 cribados realizados en la clínica Navarra en relación a su participación en el IELCAP.

Además, el Instituto de Salud de Carlos III ha realizado un análisis de coste-eficacia a nivel estatal. “El resultado de coste de año de vida ajustado a calidad es por debajo de 5.000 euros, la cual se considera positiva”, detalla Seijo Maceira, quien también recuerda que recientemente se han recibido el apoyo europeo con recomendaciones para implantarlo.

El cribado de cáncer de pulmón

Un instante de la mesa 'El cribado de cáncer de pulmón ¿Qué falta para que sea una realidad?'.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.