La del Clínico San Cecilio de Granada es la primera UCRI video-conectada en esta comunidad autónoma

Andalucía constata la bondad de los cuidados respiratorios intermedios
El consejero Jesús Aguirre visita las instalaciones de la UCRI del Clínico San Cecilio, en Granada.


20 dic 2021. 17.50H
SE LEE EN 7 minutos
El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada cuenta con una Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), la primera video-conectada de Andalucía, con monitorización y tecnología de última generación, y desde donde se han atendido más de una treintena de pacientes desde su puesta en marcha hace apenas dos meses.

De ellos, un tercio ha evitado ingresar en Cuidados Intensivos, gracias a la asistencia sanitaria que se les ha prestado en esta nueva Unidad ubicada dentro de la sala de hospitalización de Neumología, en la cuarta planta del hospital. En ella se atiende a pacientes que precisan soporte ventilatorio no invasivo cuando presentan insuficiencia respiratoria aguda, o crónica agudizada.

Este tipo de pacientes requiere vigilancia estrecha y monitorización continua, por lo que no pueden ser tratados en una sala de hospitalización convencional, pero tampoco necesitan ingresar en cuidados intensivos. En este sentido, la UCRI se diferencia de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en que sus pacientes, aún dentro de su gravedad, no tienen afectación multiorgánica y no requieren ser intubados.

El ingreso y tratamiento en la UCRI conlleva numerosos beneficios para los pacientes, entre los que destacan:

- el incremento de la calidad de vida

- la reducción del tiempo de estancia hospitalaria

- menor aislamiento de los pacientes al facilitar que puedan estar acompañados por un familiar

Unidades intermedias lideradas por Neumología


En este sentido, los especialistas en Neumología referentes de la UCRI, Georgina Jiménez y Francisco R. Jerez, subrayan que esta unidad "ofrece una asistencia de alta complejidad con el uso de tecnología de vanguardia que no solo evita ingresos en UCI y aumenta los índices de supervivencia de pacientes con muy buena calidad de vida durante años, sino que también permite reducir a la mitad la estancia hospitalaria en casos de pacientes como los que ingresan en situación de hipercapnia (exceso de anhídrido carbónico en la sangre por fallo respiratorio)".

Dotación y tecnología de la UCRI


La Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios del Clínico San Cecilio cuenta con cuatro habitaciones individuales dentro del área de hospitalización de Neumología, dotadas de telemonitorización avanzada de última generación y videovigilancia continua que permite realizar un seguimiento de los pacientes, en todo momento, desde la estación de control de enfermería. Además, en cada habitación se ha instalado un respirador de soporte ventilatorio no invasivo y un dispositivo de oxigenoterapia de alto flujo.

Se trata de la monitorización más avanzada para este tipo de unidades disponible actualmente en el mercado. Permite vigilar las constantes vitales del paciente y, de forma simultánea, las curvas de funcionamiento del respirador no invasivo y los patrones de interacción de cada paciente con su respirador. Además, las curvas de los monitores se pueden visualizar desde distintas estaciones de trabajo (ordenadores, portátiles, tablets) y en otras localizaciones o despachos del Servicio de Neumología, incluso desde otra planta del hospital.

Con respecto a los respiradores de ventilación no invasiva, dispone de dispositivos de alta gama que permiten, junto a la monitorización continua, la descarga y lectura diferida de los registros de tratamiento de 24 horas, para su análisis detallado por parte del equipo médico. En este sentido, la UCRI ha sido la primera de Andalucía, y una de las pocas de España, en incorporar esta tecnología que la sitúa en la vanguardia nacional.

Andalucía destaca que uno de los principales activos de las UCRI son los profesionales altamente cualificados que atienden a los pacientes en este ámbito



De igual modo, el control de enfermería cuenta con dos pantallas de alta resolución que ofrecen de forma continua imágenes de los pacientes y los parámetros de la monitorización. También se dispone en la Unidad de un analizador de gases arteriales y un medidor de CO2 transcutáneo. Todo ello permite evaluar de forma inmediata la situación clínica del paciente y los posibles reajustes en el tratamiento que pueda precisar.

Por la localización de la Unidad, se pueden realizar también de forma muy inmediatas técnicas endoscópicas respiratorias y de intervencionismo pleural urgentes en caso de ser necesarias.

Por otro lado, el principal activo de la UCRI son los profesionales altamente cualificados que atienden a los pacientes. Así, cuenta con dos especialistas en Neumología que se responsabilizan de la parte médica, una enfermera y una auxiliar de enfermería por cada turno, exclusivamente dedicadas a estos pacientes. No obstante, todo el personal del servicio de Neumología, que ya estaba especialmente capacitado para el tratamiento de pacientes respiratorios, ha recibido una formación específica en las semanas previas a la apertura de la Unidad, indica la Junta.

También hay que resaltar que el servicio de Neumología dispone ya de especialista de guardia de presencia física 24 horas, lo que permite la atención continuada de estos pacientes. Para poder poner en marcha la UCRI ha sido necesaria la contratación de un neumólogo, seis enfermeras y seis técnicos de cuidados auxiliares de enfermería.

Datos de Balance


La UCRI del Clínico San Cecilio entró en funcionamiento el pasado 4 de octubre, y fue visitada por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. Desde entonces, se han atendido más de una treintena de pacientes, de los cuales una decena de ellos habrían ingresado en Cuidados Intensivos de no haber recibido tratamiento en la UCRI. No obstante, se estima que la media anual de pacientes que pase por la UCRI sea de entre 250 y 300 personas.

Este recurso asistencial de alta complejidad contribuirá también a disminuir la presión asistencial y a mejorar la calidad de la atención de servicios como Urgencias, Cardiología y Medicina Interna que, junto con Neumología, son las especialidades que habitualmente tratan al tipo de pacientes que más se benefician de la atención en la UCRI.

Auge de las UCRI con la pandemia


Durante la pandemia ocasionada por el Covid-19, un gran número de centros hospitalarios que disponían de UCRI optaron por ampliar el número de camas asignadas a sus unidades, o crearon nuevas UCRI en tiempo récord, con el objetivo de poder ofrecer soporte respiratorio a los pacientes afectados por Covid grave. De este modo, se suplía en parte la falta de camas de UCI en momentos álgidos de pandemia. Por otra parte, se ofrecía con ellas una alternativa a pacientes en los que el ingreso en UCI no era la opción terapéutica idónea, pero que necesitaban algo más que oxígeno administrado de la forma convencional.

Estudios preliminares realizados en nuestro país han demostrado que las UCRI han evitado entre un 30 por ciento y hasta un 70 por ciento de ingresos en UCI en algunos centros sanitarios durante la pandemia.

Útil no solo para pacientes Covid-19


Sin embargo, la utilidad de este tipo de unidades no es exclusiva de pacientes con Covid-19, el potencial de estas unidades se extiende también a los pacientes con patologías neuromusculares, pacientes con deformidades en el tórax y pacientes con EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), entre otros.

Por todo ello, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha considerado el año 2022 ‘Año SEPAR UCRI’ fijando entre sus objetivos dar a conocer a la sociedad qué son los Cuidados Respiratorios Intermedios y el Soporte Respiratorio no Invasivo; subrayar el papel del neumólogo, enfermero respiratorio y fisioterapeuta respiratorio en el manejo del paciente con insuficiencia respiratoria grave; sensibilizar sobre la necesidad de Unidades de Cuidados Intermedios Respiratorios; potenciar la formación de profesionales en el entorno a las UCRIS; y favorecer la investigación científica y la publicación de conocimientos científico en torno a este tipo de Unidades, entre otros.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.