Separ organiza un webinar para desmontar bulos y explicar evidencias sobre lo último que se sabe acerca de la pandemia

"Utilizar ozono para matar el Covid-19 es una barbaridad"
Ponentes del webinar.


09 jun 2021. 19.30H
SE LEE EN 6 minutos
POR MARÍA GARCÍA
A 52 de los 60 componentes de un coro que ensayaban en una zona amplia, tiempo antes de saber cómo se propagaba el coronavirus, no les sirvió de mucho ni el gel hidroalcohólico ni no tocarse. Todos se contagiaron, a pesar de que no hablaron más de 10 minutos entre ellos. Los ocho que no posiblemente fueran asintomáticos. Ahora se sabe que no es muy difícil que se dé esta situación en una  habitación mal ventilada y cantando.

"Hay miles de casos así, pero ninguno que se explique que un contagio masivo haya sido gotas o superficies. Todo apunta a compartir el aire en una habitación cerrada", ha explicado José Luis Jiménez, de la Universidad de Colorado, que ha hablado sobre vías de contagio, mascarillas y distanciamiento social. Lo ha hecho un webinar organizado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica sobre 'Verdades y bulos acerca de la evidencia de las medidas sociales de restrcción para la contención de la pandemia del Covid-19'

Carlos A. Jiménez Ruiz, presidente de Separ, ha presentado esta nueva reunión moderada por Germán Peces-Barba, vicepresidente neumólogo de Separ, y Rocío Benavente, coordinadora de Maldita Ciencia. En él se han abordado algunas cuestiones como, por ejemplo, si sirven las mascarillas y el distanciamiento social, qué sentido tuvo el confinamiento total o si funcionó para algo no poder reunirse en casas con amigos y familiares. 

"En España se estima que el confinamiento total logró evitar 500.000 infecciones"



El mensaje de la OMS hace ahora año y tres meses es que el virus se transmitía por medio de gotas que no se dispersaban por el aire, sino que caían al suelo. Lo contrario era desinformación. "Lamentablemente es uno de los errores más graves de la Salud Pública, porque indicaban que no pasaba nada cuando era la forma en que nos contagiamos. Eso nos ha dificultado frenar la pandemia. La OMS ha ido atasacada y un grupo de científicos hemos intentando desatascarla", ha asegurado Jiménez. 

Y ahora que se conoce que se contagia así, ¿cómo hay que protegerse? "Hay que abrir las ventanas continuamente. Si no se puede ventilar hay que filtrar. El ultravioleta puede funcionar en algún caso. Pero nunca se puede utilizar química para matar virus en el aire, es una barbaridad usar ozono", ha asegurado. "La mitad del comercio de limpiadores de aire es fraude según un compañero. Yo creo que se queda corto", ha añadido. 

Los confinamientos deben ser precoces  


Y mientras se sabía y no cómo se transmitía el Covid-19, los gobiernos iban imponiendo medidas para frenar los contagios. José Ramón Repullo, coordinador de la Comisión Asesora sobre el Covid-19, ha sido quien ha abordado hasta qué punto sirvió el confinamiento absoluto, el confinamiento perimetral y el toque de queda.

"Son medidas muy radicales y pocos selectivas: limitan de forma poco específica a la libertad de movimiento y afectan de forma severa a la vida económica y social. Y son decisiones difíciles de tomar, que requieren una base normativa excepcional (como el estado de alarma), pero una vez que se toman es sencillo de imponer o vigliar su cumplimiento", ha explicado. Por contra, "las medidas selectivas nos gusta especialmente, como el control de brotes y test, rastreos, aislamientos y cuarentenas", ha añadido.

El uso de los confinamientos están relacionados con el momento de la pandemia y la estrategia política que se haya adoptado. Por ejemplo, parece que son más efectivos en la primera fase y cuando se toman precozmente. Si además les siguen un desconfinamiento gradual, permiten reducir los contagios. Por ejemplo, en España se estima que el confinamiento absoluto logró evitar unas 500.000 infecciones, pero de haberse llevado a cabo antes hubiera tenido un impacto mucho mayor. 

Los confinamientos perimetrales dentro de algunas ciudades tuvieron, según los expertos, menos sentido. 

La importancia de la ventilación


La secretaria general de Separ, Carmen Diego, ha abordado la ventilación de interiores, entendida como la renovación de aire interior con aire experior. La experta ha enfatizado en la necesidad de que se diseñen sistemas de ventialción acordes con el uso del edificio o del local: no es lo mismo uno de viviendas que un bar.

Sobre todo porque "hay suficiente y fuerte evidencia para concluir que hay una asociación entre la ventilación y el movimiento del aire en los edificios y la transmisión de enfermedades infecciosas". También ha indicado la necesidad de que se sigan las normativas e instrucciones técnicas y que haya un mantenimiento adecuado de esos locales. 

"Si bien no hay datos para especificar y cuantificar los requerimientos de ventilación en edificios, sí se puede afirmar que el aumento de tasa de cambio de aire y el aumento de aire exterior puede contribuir a la disminución de transmisión en espacios interiores", ha proseguido. 

Por su parte David Pérez, coordinador del Área de Enfermería de Separ, ha recordado que la posibilidad de transmisión del SARS-CoV-2 por superficies es menor de una en 10.0000. "La desinfección de superficies una o dos veces al día tuvo poco impacto en la reducción de los riesgos estimados", ha explicado. 

Tabaquismo


Jaime Signes-Costa Miñana, coordinador del Área de tabaquismo de la Separ, ha sido el último ponente en participar y lo ha hecho para poner hincapié, una vez más, en el riesgo de contagio entre fumadores tanto por la inhalación de partículas como por los gestos que se realizan a la hora de fumar. 

Signes-Costa ha evidenciado además el peligro que tienen, en este sentido, las pipas de agua. De ahí que haya pedido una "acción legislativa contundente" que incluya la prohibición absoluta de estas cachimbas y la de vapear o fumar en terrazas o lugares públicos sin, al menos, dos metros de distancia. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.