Desde la aprobación del Plan de estas terapias avanzadas, se han administrado el 96% de tratamientos posibles

La sanidad española trata a 360 pacientes con CAR-T en los últimos 3 años
Exteriores del Ministerio de Sanidad.


05 ago 2022. 13.00H
SE LEE EN 3 minutos
Tres años y medio después de la aprobación del Plan para el abordaje de las terapias avanzadas en el Sistema Nacional de Salud (SNS), la sanidad española ha logrado desarrollar varias CAR-T públicas e implementar un servicio sanitario distribuido por la geografía española que ha logrado realizar 360 administraciones de medicamentos CAR-T.

Una cifra que, según el último informe de seguimiento del Plan, supone haber administrado estas terapias avanzadas al 96 por ciento de los casos registrados susceptibles de recibirlos. De los 360 casos, la mayoría fue para pacientes con linfoma (289), mientras que otros 71 fueron tratados por leucemia linfoblástica aguda infantil de tipo B (LLA-B).

Además, la mediana de tiempo desde la aféresis al tratamiento fue de 46 días, siendo 26 días el periodo más corto y poco más de un año el caso más que llevó mayor tiempo. Los mayores tiempos, según destaca Sanidad, fueron en los pacientes con LLA-B.

Si se toma como punto de partida el momento de solicitud de tratamiento, la mediana fue de 60,5 días. En este caso, los pacientes con LLA-B registraron menores periodos de tiempo. El caso más rápido tardó 16 días y el más lento 365.

¿Cuál ha sido el grado de éxito en la producción de CAR-T?


Teniendo en cuenta que se administraron 360 medicamentos CAR-T, los errores en la producción fueron residuales con 7 fallos, 3 en pacientes con LLA-B y 4 en pacientes con linfoma B de células grandes (LBDCG). Desde el envío del material de la leucoaféresis a la recepción del medicamento la media fue de 29 días.

Una de las desigualdades que han denunciado los facultativos es la diferencia en los tiempos de atención de una comunidad a otra, algo que se ha intentado solventar con la reciente autorización de otros 14 centros. El balance de Sanidad es anterior a esta medida y muestra dichas desigualdades: la diferencia que existe entre un paciente que ha sido derivado y otro que se atiende en su propia comunidad es de 5,82 días, considerando desde la solicitud del tratamiento hasta la administración del mismo.

Evolución de los pacientes tratados con CAR-T


El seguimiento de los pacientes ha revestido cierta complejidad y Sanidad solo dispone datos de 300 casos, es decir, hay 60 pacientes cuyo resultado no se ha podido contabilizar en el cómputo global.

El mayor porcentaje fue el número de fallecidos, que supuso el 45 por ciento (134) del total. En concreto, (66 de ellos fue a los 3 meses o antes, 66 desde los 3 a los 18 meses de la administración y 2 a los 18 meses de la administración). Unos datos que dejan una supervivencia global de 9 meses. A estos fallecidos tras someterse al CAR-T hay que sumar otros 21 pacientes que fallecieron previamente a la aféresis y 40 tras la realización de la misma.

Por el lado contrario, el 26 por ciento de los pacientes tratados presentaron una respuesta completa. Del total, 35 de ellos fue a los 3 meses o antes, 4 entre los 3 y los 12 meses y 39 a los 18 meses. Mientras que el 0,33% (1) obtuvo respuesta completa con recuperación hematológica incompleta a los 3 meses o antes y el 5% (15) obtuvieron respuesta parcial (10 a los 3 meses o antes, 1 entre los 3 y los 18 meses y 4 a los 18 meses).

El 24 por ciento restante progresó precozmente: 58 de ellos a los 3 meses o antes, 4 entre los 3 y los 18 meses desde la administración, 10 a los 18 meses de la administración.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.