Coronavirus en UCI: circuito coordinado para 'evitar' a otros pacientes

A la hora de trasladar al paciente con Covid-19 debe haber un plan de comunicación que evite la diseminación del virus

Fachada del Ministerio de Sanidad.
Coronavirus en UCI: circuito coordinado para 'evitar' a otros pacientes
vie 20 marzo 2020. 09.00H
El Ministerio de Sanidad ha publicado una actualización de su protocolo para la gestión de casos de coronavirus Covid-19 en una Unidad de cuidados intensivos (UCI). En él, se establece que a la hora de trasladar al paciente se debe llevar a cabo un circuito coordinado con todo el centro, con el correspondiente plan de comunicación para evitar encuentros con otros, así como la limitación del número de personas que deben atender al enfermo.

Según el mismo, para evitar el contacto entre el profesional sanitario y el enfermo, “se potenciarán las medidas de registro control y monitorización del paciente que no requieran entrar en la habitación y, si es necesario entrar, se hará manteniendo una distancia de 2 metros del paciente. Además, se realizará un registro de cada uno de los profesionales que han entrado en contacto con el paciente.

Acceda aquí al protocolo íntegro


Para el paciente en UCI se recomienda “la puerta de la habitación deberá permanecer siempre cerrada”


Tal es la importancia de movilizar al enfermo dentro del hospital con gran protección que, durante su ingreso, se solicita intentar evitar “si es posible” el traslado del paciente realizando las exploraciones necesarias (ej. radiología o ecografía) con equipos portátiles en la habitación de aislamiento.

El protocolo, modificado respecto al que se publicó el 4 de marzo, continúa recomendando salas con presión negativa para el ingreso. Si no están disponibles, se pedirá que a la persona se le atienda “en una habitación de uso individual con baño, con ventilación natural o climatización independiente”. Además, “la puerta de la habitación deberá permanecer siempre cerrada”.

Respecto a la protección del sanitario, el EPI mínimo recomendado para realizar la atención si no se realizan procedimientos que generen aerosoles, está formado por bata, mascarilla (quirúrgica o FFP2 según el tipo de procedimiento a realizar), guantes y protección ocular.


Mono integral para manejar pacientes pediátricos


En el caso de los pacientes pediatricos en UVI, además de exigir que el acompañante siempre sea el mismo, se recuerda que los corticoides en principio no están indicados de forma rutinaria. Al ser un paciente más “imprevisble” por su edad, el protocolo para la protección de sanitarios se ‘endurece’. Así las cosas se valorar aumentar las medidas de protección, evitado tener zonas expuestas a la contaminación, e incluir en las medidas de protección el uso de un mono integral o bata impermeable de manga larga con capucha y calzas para cubrir el calzado.

Sobre los procedimientos, se precisa que, como norma general, se deberían evitar los procedimientos que puedan generar aerosoles. En el caso de ser necesaria su utilización, se precisa de la necesidad de asegurar el buen funcionamiento y sellado adecuado de las mascarillas de protección respiratoria utilizadas.

De esta forma, se minimizará la aspiración de secreciones y toma de muestras respiratorias (se recomienda el uso de sistemas cerrados de aspiración). Se evitará la ventilación manual con mascarilla y bolsa autoinflable.


Complicaciones del paciente crónico con coronavirus


Además, el protocolo hace especial incidencia en evitar las siguientes complicaciones del paciente crónico con coronavirus
  • Tromboembolismo pulmonar: anticoagulación profiláctica.
  • Infección por catéter: seguir los protocolos del programa “Bacteremia Zero”.
  • Neumonias asociada a la ventilación: seguir el protocolo de “Neumonía Zero”.
  • Úlceras cutáneas crónicas (yatrogénicas, por dispositivos, por humedad, por presión, etc): valoración y manejo de las lesiones por presión para equipos interprofesionales.
  • Miopatía del paciente crítico: movilización pasiva y activa y precoz, descansos de sedación

Paciente en quirófano: no se realizará exploración de vía aérea


Por último, en el caso de que el paciente necesite de una operación, el documento concreta que previamente a la intervención se anotará en evolutivos una nota a modo de informe preoperatorio, donde se hará constar antecedentes, alergias, y demás información rutinaria. De esta modo, no se realizará exploración de vía aérea.

En este sentido, es recomendable que el quirófano tenga filtración absoluta o filtros HEPA y, siempre que sea posible, la anestesia regional (bloqueo nervioso, anestesia espinal) ésta será de elección, permaneciendo el paciente durante todo el proceso con mascarilla quirúrgica. De hecho, en caso de anestesia locorregional sin intubación, la administración de oxígeno se realizará debajo de la mascarilla quirúrgica.

Durante toda la operación, se recomienda minimizar las desconexiones del respirador y utilizar sondas de aspiración cerrada. Y, al finalizar la intervención quirúrgica, se obliga a desechará el material (tubuladuras, filtros y tubo endotraqueal) como residuo biosanitario tipo III y realizar la limpieza siguiendo las recomendaciones del Servicio Medicina Preventiva.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.