81.590 millones fueron financiados por el sector público y 33.868 millones por el sector privado

'Techo' histórico del gasto sanitario en España: 115.000 millones de euros
Tasa de variación interanual del gasto sanitario público y gasto sanitario privado.


08 jul 2021. 15.00H
SE LEE EN 2 minutos
El gasto total del sistema sanitario español, entendiendo este como suma de los recursos públicos y privados, ascendió en el año 2019 a 115.458 millones de euros (81.590 millones financiados por el sector público y 33.868 millones financiados por el sector privado), alcanzando su 'techo' histórico. Así se desprende del último análisis del Sistema de Cuentas de Salud (SCS), que presenta la evolución de los principales indicadores de gasto sanitario en España desde 2015 a 2019. 

El informe arroja que, en 2015, el gasto fue de 99.710 millones de euros; 101.075 millones en 2026; 105.514 millones de euros; y, en 2019, 110.010 millones de euros. Por lo que la media anual de crecimiento del gasto sanitario total en este quinquenio fue de un 3,7 por ciento. En concreto, el gasto sanitario público presentó una tasa del 3,5 por ciento, mientras que el gasto privado creció de media un 4,3 por ciento anual. 

En España, en 2019, el gasto sanitario representó un 9,3 por ciento del producto interior bruto (PIB) —un 6,6 por ciento financiado con recursos públicos y un 2,7 por ciento, con recursos privados—. En relación a la población, el gasto sanitario total aumentó de 2.148 euros por habitante en 2015 a 2.451 euros por habitante en 2019, lo que supone un incremento anual medio del 3,3 por ciento en el período 2015-2019.


Administraciones regionales, mayor carga en la financiación


En nuestro país, en 2019, el gasto sanitario público y el gasto sanitario privado sumaron 81.590 millones de euros y 33.868 millones de euros, respectivamente. Por tanto, las administraciones públicas fueron responsables del 70,7 por ciento del gasto sanitario mientras que el sector privado contribuyó al 29,3 por ciento restante.

Las administraciones regionales, con una participación del 92,3 por ciento, fueron el agente que soportó una mayor carga en la financiación sanitaria pública. Por su parte, las administraciones de la seguridad social — mutuas colaboradoras con la Seguridad Social y las mutualidades de funcionarios (Muface, Isfas y Muceju— contribuyeron al 5,7 por ciento del gasto sanitario público. El menor peso recayó sobre las administraciones locales, un 0,9 por ciento. 

El documento destaca que, desde 2013, año en que finalizó la tendencia bajista que experimentó el gasto sanitario público durante la última crisis económica en España, el gasto de las administraciones públicas aumentó un 22,7 por ciento.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.