Siete consejos para consolar y ayudar a tu compañero médico quemado

Escuchar, hacerle sentir acompañado y los pequeños gestos, claves en su recuperación

El British Medical Journal reúne a una serie de expertos para abordar el tema.
Siete consejos para consolar y ayudar a tu compañero médico quemado
sáb 29 junio 2019. 12.15H
Desde finales de mayo, el 'burnout', o síndrome del trabajador quemado, forma ya parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Uno de los colectivos más afectados por este síndrome son los profesionales médicos. Según un reciente informe de Medscape, el 47 por ciento de los médicos españoles presenta síntomas de depresión o agotamiento. Una de las herramientas con las que cuentan los médicos para hacer frente a su situación es, ni más ni menos, que el apoyo de otros compañeros médicos. 

En este sentido, el British Medical Journal ha elaborado una publicación con la voz de diversos expertos sobre cómo ayudar al compañero médico que presenta síntomas de 'burnout'. Se pueden colegir hasta siete consejos para ayudar psicológicamente a ese compañero médico que está 'quemado': 

1. "El gesto más pequeño puede hacer la diferencia": una de las primeras recomendaciones es mostrar interés por lo que le sucede al compañero médico con pequeños gestos. "Pregunte: '¿Está bien?' O No parece usted mismo. ¿Quieres hablar?'", apunta Lucy Warner, directora ejecutiva del Programa de Salud para Profesionales del NHS. 

2. "Hazles saber que no están solos": la misma profesional argumenta que "todos tenemos días en que el mundo nos sobrepasa. Se sorprenderán al ver cómo se abren las personas cuando se les da la oportunidad".

3. Incentivarles a buscar ayuda profesional: Warner explica que hay muchos lugares donde el médico 'quemado' puede acudir para explicar su caso con confidencialidad. Entre ellos la profesional destaca el "médico de cabecera" como un gran aliado para estos casos, y recomienda estar al tanto de los programas nacionales de ayudar a los médicos y solicitar apoyo a organizaciones de médicos como "Doctors Support Network y Sick Doctors Trust".

4. "Ten paciencia": Karen Stacey, directora de bienestar del comité de capacitación de la Asociación de Anestesistas en Reino Unido, aconseja ser paciente con el compañero médico 'quemado' y "no acusatorio". Además, propone hacer lo posible por "quitar el sombrero de médico" al compañero, para que sepa que estás tratando con él como "amigo".

5. "Escucha primero, sugiere después": Stacey considera que "es poco probable que una conversación resuelva el problema, pero ser un oyente comprensivo y comprensivo tiene un valor incalculable cuando alguien se enfrenta a un momento difícil".

6. “Buscar ayuda es un signo de fortaleza, no de debilidad": hay que hacer entender esta idea al compañero. En palabras de Stacey, "como superhéroes adictos al trabajo podemos ser nuestros peores enemigos. Estad atentos a vuestros colegas, son vuestra familia del trabajo y nunca se sabe cuándo les puede necesitar".

7. "Hay que poner en marcha estrategias de seguridad para el médico": Peter Ilves, médico de cabecera retirado y entrenador asociado y maestro en 4 Mental Health, sugiere a la Administración pública la puesta en marcha de estrategias para ayudar al médico en caso de debilidad. “Todos nos beneficiaríamos de un plan de seguridad: desarrollar listas de estrategias preplanificadas, medidas para hacer que la situación del médico agotado sea más segura y disponer de personas a las que contactar para obtener apoyo. Esto es el equivalente en salud mental a un cinturón de seguridad". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.