Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Medicina

Seis consejos para sobrevivir a los primeros días del MIR

Médicos con más experiencia recomiendan mantener la calma y “hacer piña” entre recién llegados

Los hospitales españoles ya han empezado a recibir a los médicos que empiezan el periodo de residencia este año.
Seis consejos para sobrevivir a los primeros días del MIR
Olga Rodríguez
Domingo, 04 de junio de 2017, a las 15:00
Los hospitales españoles ya han empezado a recibir a los médicos que empiezan el periodo de residencia este año. Para estos, pueden ser unos días duros, llenos de novedades y quizá, inseguridades. Por esta razón, otros médicos que ya han superado los primeros años de residencia, dan algunos consejos para sobrevivir al inicio del MIR.

Para empezar, recomiendan “cambiar el chip y empezar a sentirte parte del equipo”. La universidad ya ha quedado atrás y es hora de empezar a formar parte de los profesionales que atienden día a día a los pacientes. La paciencia también es clave en los primeros días, “aunque todo el mundo sepa más que tú, hay que saber darle su justa importancia y no desesperar en el aprendizaje”.

Los médicos comentan que en los primeros días algunos pacientes les han preguntado “¿cuándo viene el médico?”. Ante una situación parecida, recomiendan “mantener la paciencia y darle confianza al paciente aunque crea que eres demasiado joven”. En los primeros días, también es importante “hacer piña”. Seguramente, haya más residentes recién llegados al hospital y es “aconsejable” compartir la experiencia “con alguien que está igual de perdido que tú”.

Otro de los aspectos que puede poner más nervioso a un residente recién llegado es enfrentarse a las guardias. En este momento, los médicos recomiendan “llegar en blanco y no agobiarse con lo que pueda pasar”. Es decir, no anticiparse a los acontecimientos y dejar que pase “manteniendo la calma y siendo uno mismo”. Por último, el consejo más práctico y más sencillo: “nunca llevas suficientes bolígrafos en la bata”.