Primeros ensayos de trasplante de fluidos vaginales para tratar infecciones

El equipo de la Universidad Johns Hopkins asegura que se inspiraron en el éxito de los de heces

Los investigadores examinaron a 20 mujeres voluntarias.
Primeros ensayos de trasplante de fluidos vaginales para tratar infecciones
sáb 05 octubre 2019. 12.00H
Los médicos de Estados Unidos prevén comenzar a trasplantar fluidos vaginales a las mujeres con el objetivo de tratar la vaginosis bacteriana (VB). Tanto es así, que ya han establecido un programa para evaluar a posibles donantes, tal y como señala el medio BBC

Los expertos consideran que algunas pacientes podrían beneficiarse de una dosis de microbios vaginales sanos para protegerse contra esta infección. El equipo de la Universidad Johns Hopkins dice que se inspiraron en el éxito de los trasplantes de heces o excremento.

Aunque los antibióticos pueden tratar la VB, a menudo es recurrente. La infección puede ocurrir cuando hay un cambio en el equilibrio natural de las bacterias de la vagina, que muchas veces viene dado por las dietas, los estilos de vida y algunos medicamentos. 

En los últimos años ha habido una gran cantidad de trabajo sobre el microbioma intestinal, pero todavía sabe menos sobre la vagina. Lo que sí se conoce explica la BBC es que, por ejemplo, los microorganismos sanos en la vagina prefieren un ambiente ácido, y cuando el pH se vuelve demasiado alcalino, otras bacterias, incluidas las que causan VB, pueden prosperar. Este pH puede aumentar al tener relaciones sexuales y con las duchas vaginales, así como por los cambios hormonales en determinados momentos del mes durante el ciclo menstrual de una mujer.

¿Cuál es el fluido ideal?


Los investigadores han estado analizando qué significa una donación adecuada y segura en preparación para comenzar a ofrecer a las mujeres con VB los trasplantes, lo que esperan hacer pronto ahora que cuentan con la aprobación reglamentaria de la FDA. 

Para ello examinaron a 20 mujeres voluntarias. Los hallazgos se han publicado en la revista Frontiers in Cellular and Infection Microbiology. Los investigadores, que aseguran haber obtenido algunos conocimientos sobre lo que podría ser un donante "ideal", señalan que las muestras de fluidos vaginales dominados por la bacteria Lactobacillus crispatus tendían a tener un mayor contenido de ácido láctico protector y un pH más bajo, lo que podría ser beneficioso.

Eso sí, como precaución pedirán a los donantes que se abstengan de tener relaciones sexuales durante al menos 30 días antes de dar una muestra y se los examinará para detectar cualquier infección, incluido el VIH, para evitar que se transmitan a cualquier receptor.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.