Desde Cgcom destacan la lucha en primera línea Covid-19 o las agresiones como motivos de riesgo

Los médicos españoles internacionalizan su meta de ser profesión de riesgo
Tomás Cobo


28 abr 2021. 19.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Consejo General de Colegios Médicos (Cgcom) ha prometido no cejar en su empeño hasta conseguir que ser médico sea considerado en España profesión de riesgo. Entre sus pretensiones está la de elevar a nivel internacional esta petición, mantenida durante años, e insistir en ella a través de organismos como la Asociación Médica Mundial o la Asamblea de la Confederación Latinoiberoamericana de Médicos (Confemel), de la que ostentan  una de sus vicepresidencias. 

La idea es crear una "corriente de opinión" en esa dirección, tanto a nivel nacional como internacional, aunque cada estado tenga sus propias leyes, según explicaba Tomás Cobo, presidente de Cgcom a Redacción Médica, en el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo. Lo que no contemplan es unirse a otras profesiones como Enfermería en sus reivindicaciones, puesto que las condiciones del colectivo "son diferentes", sobre todo en cuanto a horas de trabajo. 

La pandemia no ha hecho sino aumentar la necesidad de imponer dicha consideración, ante el peligro sufrido en primera línea de Covid-19 y la muerte de "115 compañeros en acto de servicio". "Corremos el riesgo no solo de enfermar sino de morir", ha afirmado Cobo, destacando, a su vez, el resto de beneficios que supondría la consideración de los médicos como profesionales de riesgo, tales como la posibilidad de solicitar la jubilación anticipada. Especialmente en aquellas especialidades sometidas a una alta presión asistencial. 

Aumento de agresiones y síndrome de burnout


Y es que ser médico, además de riesgo, también conlleva una "alta intensidad horaria", que debería "reflejarse" en la prestación de jubilación, defendía Cobo, en relación a la "vieja" reivindicación que durante años han mantenido en el organismo. "La media de trabajo con guardias es de 100 horas semanales. En mi caso, dejé de hacer guardias a los 55 y calculé un total de 5 años y 9 meses", reconoce este especialista en Anestesiología y Reanimación.

Como puntos de riesgo, Cobo también suma el aumento en el número de agresiones a profesionales sanitarios en estos últimos años y el aumento de las secuelas, físicas y psicólogicas, padecidas por el colectivo en pandemia, con un 60 por ciento de sanitarios víctimas del 'síndrome del burnout'. 

En este sentido, desde el Cgcom valoran que se haya conseguido reconocer el contagio entre sanitarios como enfermedad profesional, a nivel de prestaciones y "indemnizaciones de esas secuelas", pero critican la incertidumbre que mantiene esta medida de cara al 9 de mayo, con el levantamiento del estado de alarma.

"No sabemos si vamos a quedar a expensas de los tribunales superiores de justicia de cada una de las comunidades o se va a hacer una ley orgánica exprés", lamenta Cobo, para el que "una vez más falta información y sobra incertidumbre". 




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.