Los médicos se dan un plazo de 9 meses para reformar su código deontológico

La Asamblea del Cgcom decide una fórmula 'parlamentaria' para actualizar el borrador que ha recibido 4.000 alegaciones

Tomás Cobo.
Los médicos se dan un plazo de 9 meses para reformar su código deontológico
mar 04 febrero 2020. 13.10H
La Asamblea del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) se ha puesto a trabajar exhaustivamente en la actualización de su código deontológico. Los médicos se reunieron en el transcurso de este fin de semana para cerrar el modelo en el que discutirán las modificaciones, similar al procedimiento que se tiene en Congreso de los Diputados, y que prevén dar por finalizado antes del mes de noviembre coincidiendo con su convención anual aunque lo “ideal” sería en el congreso que tendrán en Toledo en mayo.

El vicepresidente del Consejo General de Colegios de Médicos españoles (Cgcom-OMC), Tomás Cobo, lo ha explicado así a Redacción Médica. Afirma que en esta reunión han presentado el último borrador con las alegaciones (más de 4.000; era 3.000 en abril de 2019) que ha hecho cada colegio para redactar cómo queda definitivamente cada uno de los artículos.


Se han presentado más de 4.000 alegaciones al nuevo código deontológico


“Una de las cosas que ha hecho esta asamblea ha sido marcar el procedimiento”, introduce Cobo. El modelo de debate es muy similar al que se pone en marcha en el Congreso de los Diputados cuando hay que modificar una legislación. Se presentará cada propuesta con las alegaciones pertinentes y, una vez valoradas en individual, se incorporan las que han sido votadas por mayoría.

El trabajo que les queda ahora a los médicos es empezar a analizar cada uno de los artículos (el sábado dieron los primeros pasos). Tras el “pistoletazo de salida”, Cobo se plantea las fechas en las que se podría tener terminado el código deontológico de la profesión.  “Hay un Congreso de Deontología en Toledo en mayo y lo ideal sería  poder tener el documento para esa fecha. Pero tal vez no sea posible y tengamos que atrasarlo hasta la convención de noviembre”, ha vaticinado quedando a merced del “tiempo que tengamos para hacer convocatorias”. De momento, apunta Cobo no hay ninguna cita sobre la mesa.

Hay que recordar que el actual Código Deontológico tiene 11 años y uno de los retos más importantes que tienen los médicos son los ligados a la tecnología. Sin olvidar la actualidad sanitaria, tan ligada en el caso de tráfico de órganos, el debate sobre la gestación subrogada o la previsiblemente aprobación de la inclusión de la eutanasia en la cartera básica.


Tecnología y privacidad



Los médicos reiteran su oposición "clara" a la gestación subrogada


Así las cosas, Cobo explica que en lo que se refiere a tecnología tienen que trabajar mucho en lo relacionado con la confidencialidad. “Es uno de los ámbitos que trabaja el nuevo código por la gravedad de entrar en una historia clínica sin haber sido partícipe del tratamiento o diagnóstico del paciente”, ha añadido apuntando cómo algunas de estas prácticas deberían ser tipificadas como una falta “gravísima”. En este mismo sentido, Cobo también añade el nuevo papel del Big Data y la inteligencia artificial que “ayudan pero no pueden sustituir al médico”. “Son tecnologías que ayudan con muchísima precisión pero la participación del médico es importante”.

Respecto a la gestación subrogada, Cobo asegura que hay una oposición “clara” excepto casos “muy concretos” que tienen que pasar por la comisión de reproducción asistida. Respecto al secreto profesional del médico en casos de tráfico de órganos, Cobo recuerda la iniciativa liderada por la OMC a este respecto aunque es un aspecto que todavía no ha llegado a debatirse.


Eutanasia, una ley garantista


Para terminar, el debate de la eutanasia (que previsiblemente se incluirá en la cartera básica de servicios durante esta legislatura) también se ha colado en el nuevo Código Deontológico. “La puesta en marcha de la ley es imparable y, si es una ley habrá que cumplirla”, ha introducido.

A este respecto, Cobo asegura que lo que los médicos siempre han defendido es que están “para la vida y no para la muerte”. Cobo pone especial interés en lo importante que es la atención al final de la vida en todo su ámbito (refiriéndose a los cuidados paliativos). “Hablar de eutanasia solo no vale. Hay que hablar del final de la vida en su conjunto y por eso tenemos que promocionar al máximo, con dinero, los cuidados paliativos”, ha añadido.

Sobre esta legislación, el vicepresidente del Consejo General de Colegios de Médicos españoles amplia que es una ley “garantista”. “Veremos cómo queda redactada finalmente y estaremos radicalmente en contra de que haya un registro de médicos objetores, como ocurrió con el aborto”, ha finalizado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.