Redacción Médica
17 de octubre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:30
Política Sanitaria > Medicina

Los médicos preparan una ofensiva contra la farmacia comunitaria

El Foro de la Profesión está "preocupado" por la ley de farmacia que está tramitando la Comunidad de Madrid

Francisco Miralles
Los médicos preparan una ofensiva contra la farmacia comunitaria
I. P. Nova
Jueves, 11 de octubre de 2018, a las 13:00
El Foro de la Profesión Médica está “preocupado” e “intranquilo” por ley de farmacia que está tramitando la Asamblea de la Comunidad de Madrid y las líneas (en lo que respecta a las competencias del farmacéutico en la atención al ciudadano) que establece. Así lo ha manifestado el portavoz del Foro de la Profesión Médica y secretario general de la Confederación Estatal Sindicato Médicos (CESM), Francisco Miralles, a Redacción Médica tras ser preguntado por la reunión mensual que los diferentes representantes de la profesión médica mantuvieron este miércoles.

Además, el portavoz de los médicos ha adelantado que el Foro está valorando realizar un posicionamiento conjunto sobre la farmacia comunitaria de extrapolarse las ideas que plantea la nueva norma madrileña a todo el territorio nacional. “Las cosas, a nivel nacional, no se están definiendo muy bien y por eso todavía no tenemos una posición cerrada”, ha apuntado Miralles en contraposición con la postura del Consejo General de Enfermería y el sindicato de Enfermería, Satse, cuyos miembros han mostrado desde el minuto uno su rechazo a esta potestad de las boticas.

Por el momento, la Organización Médico Colegial (OMC) está teniendo reuniones con los distintos consejos autonómicos para establecer una opinión de consenso sobre “todo aquello que entendemos que invade las competencias de la profesión médica”.

Al ser preguntado por la posibilidad de hacer un frente común con los enfermeros, Miralles afirma que los médicos no se van a posicionar “a favor o en contra de nadie” sino en defensa de su profesión “y nuestras competencias y la seguridad del paciente”. El también secretario general de CESM apuesta por que “por encima de las ambiciones profesionales” esté la seguridad del diagnóstico y del tratamiento de los pacientes.


La legislación madrileña y los profesionales anexos



Los médicos denuncian la inseguridad que genera que el farmacéutico incida en el tratamiento del paciente


En un posicionamiento por parte de toda la profesión médica, Miralles ha ratificado que las competencias que da esta legislación en aspectos relacionados con el tratamiento y el seguimiento “son trabajo del médico” y el resto de profesiones están en un ámbito “colaborativo” pero no “con una autonomía al margen de quien ha diagnosticado y puesto el tratamiento”.

Respecto a la atención domiciliaria, Miralles entiende que la legislación madrileña “intenta” dar al farmacéutico unas labores asistenciales que “competen a otras profesiones”.


La seguridad del paciente, “en peligro” si se toman decisiones sin el médico


“Cuando hay un paciente que tiene un diagnóstico y un tratamiento, cualquier actuación de otro profesional tiene que ser de manera colaborativa. Otra cosa puede tener consecuencias negativas en el tratamiento del paciente”, ha manifestado Miralles.

En este sentido, los médicos denuncian la inseguridad que genera que el farmacéutico, con potestad absoluta, incida en el tratamiento al paciente y se amplíen procedimientos “sin que nosotros tengamos ni idea”.


Necesidad de categoría master en los graduados en médicos


En otro sentido, la reunión también se hizo eco de un problema de los graduados  de Medicina que, al salir de la facultad, no son categorizados con un grado 3 pese a ser un requisito interpuesto por ley.  Pablo Lara, presidente de la conferencia nacional de decanos de Medicina, ha explicado a Redacción Médica que esto ya está aprobado con el Real Decreto 96/2014 pero, según les ha comunicado los profesionales, no se está aplicando.


Integrantes del Foro insisten en la necesidad de ser recibidos por la ministra Carcedo


En un plano puramente teórico, la única diferencia es que cuando los graduados obtienen su título, aunque sea con esa categoría, reciben un nivel 3 (el correspondiente a los estudiantes con un master) del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (Meces). Esta problemática administrativa, que van a reclamar al Ministerio de Universidades y Ciencia, supone una desigualdad entre aquellos médicos licenciados y graduados así como en la baremación formativa de los profesionales.

 
Una reunión con la ministra y un aniversario en noviembre


Por otra parte, los integrantes del Foro han insistido en la necesidad de ser recibidos por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y en la celebración del décimo aniversario del organismo. El próximo 27 de noviembre los médicos celebrarán un gran encuentro con consejeros regionales y altas autoridades de los ministerios de Ciencia y Sanidad (a los que ya han invitado) y en el que expondrán toda la actividad del FPME en estos 10 años de existencia.