La pandemia ha influido en la felicidad, relaciones y satisfacción laboral de los profesionales

Intensivistas y reumatólogos, los médicos más quemados por el Covid
Datos del Informe nacional sobre agotamiento y suicidio de médicos en 2021 realizado por Medscape.


30 ene 2021. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
No es la primera vez que se realiza una encuesta para valorar el grado de cansacio laboral que tienen los profesionales de Medicina, y era evidente que la pandemia de coronavirus no iba a ayudar a mejorar su situción. De hecho, el porcentaje de médicos, especialmente intensivistas y reumatólogos, que a día de hoy se sienten "muy infelices" en su puesto de trabajo ha aumentado un 6 por ciento y "algo infelices", un 9 por ciento, respecto a los datos recopilados el año pasado, justo antes de la crisis sanitaria que ha puesto en jaque al mundo entero.

Además, aquellos que se definen como "algo felices" y "muy felices" han disminuido un 7 y un 13 por ciento respectivamente.

Son los datos del informe nacional sobre agotamiento y suicidio de médicos en 2021 realizado por Medscape, cuyos resultados muestran que la situación de burnout ha empeorado y la pandemia ha influido a la felicidad, relaciones, satisfacción laboral e incluso el trato con los pacientes de los facultativos.

No obstante, un 79 por ciento de facultativos señala que ya sufría burnout antes de la aparición del Covid-19. Los facultativos que más sufren este agotamiento laboral según su especialidad son los de Cuidados Intensivos con un 51 por ciento, seguidos de Reumatología con un 50 por ciento, Enfermedades Infecciosas y Urología con un 49 por ciento, Neurología y Medicina de Familia, un 47; Interna un 46 y Pediatría un 45. Mientras que, los especialistas que menos lo experimentan son cirujanos plásticos (31 por ciento) y los demartólogos (29 por ciento).

A su vez, el burnout lo sufren más las mujeres (51 por ciento) que los hombres (36 por ciento). Entre los motivos

Un 47% de los médicos encuestados considera que el burnout tiene un fuerte impacto en su día a día


 por los que los médicos están quemados en su trabajo, un 58 por ciento de facultativos señalan que se debe a tener "demasiadas tareas de burocracia", seguido por un 37 por ciento que consideran que es "trabajar demasiadas horas" y "la falta de respeto por parte de sus compañeros y otros trabajadores". Además, un 32 por ciento opina que la compensación económica "no es suficiente". En general, un 47 por ciento de los facultativos que experimentan burnout considera que este tiene un fuerte impacto en su vida.

Un 89% de los profesionales tiene depresión


Otro de los puntos tratado en la encuesta de Medscape es que el 69 por ciento de los facultativos consideran que están deprimidos ya que se sienten decaídos y tristes, frente a un 20 por ciento con depresión clínica.

Sin embargo, mientras que la mayoría (47 por ciento) asegura que su depresión no afecta a su interacción con los pacientes; un 36 confiesa que se exaspera facilmente en la consulta.

Trágicamente, tanto el burnout como la depresión puede terminar en suicidio. A este un punto, un 81 por ciento de los sanitarios asegura que nunca se han planteado el suicidio como opción ni han tenido pensamientos suicidas. Mientras que un 13 por ciento sí ha tenido ideas de cometer ese acto y un 1 por ciento sí han cometido un intento de suicidio.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.