Aquellos que trabajan en ambos sectores, aunque coticen más con el nuevo sistema tendrán la misma retribución

Escrivá bloquea mejores pensiones a médicos que compaginen pública-privada
Vicente Matas y Manuel Carmona


21 jun 2021. 09.00H
SE LEE EN 4 minutos
El nuevo sistema de cotización para autónomos que proyecta el Gobierno continua generando dudas entre los médicos. Una vez entré en vigor, los facultativos por cuenta propia comenzarán a cotizar en función de sus ingresos reales por lo que su pensión podría ser similar finalmente a la que percibe un médico asalariado.

Aunque a primera vista esto puede suponer una ventaja para los autónomos, este sistema lo único que hace es ser "justo" con la cotización del trabajador, según explica Vicente Matas, vocal de la Comisión de Atención Primaria Urbana de la Organización Médica Colegial y miembro del Sindicato Médico Andaluz. 

Hasta ahora, las prestaciones de los autónomos, desde la pensión al cese de actividad, dependían de la cotización de los autónomos. Es decir, el trabajador podía regular y elegir sus bases de cotización mientras que ahora será "obligado". Con el nuevo sistema, "si tienen bastantes ingresos cotizarán el mismo máximo que los médicos por cuenta ajena", explica Matas. Bajo su punto de vista, la ecuación es sencilla: "aquellos que paguen más tendrán una pensión más alta". "Antes podían tener ingresos de 3.000 euros y cotizar por 1.000 y ahora estarán obligados a cotizar en relación a la cantidad íntegra". 

Esto no supone inequívocamente un beneficio, aclara Manuel Carmona, representante de Médicos de Ejercicio Privado en la OMC, puesto que, al percibir según coticen, deberán ser el propio trabajador el que deba calcular sus riesgos y tomen sus decisiones. "No hay que disfrazar de mejora de la pensión una subida de cotizaciones", afirma.

Obstáculos para el médico autónomo


Y es que, igualar la pensión del autónomo al asalariado supone igualar aproximadamente las cotizaciones a la seguridad social. Dado que las cotizaciones de los asalariados entre las que realiza la empresa y el trabajador están en torno al 40 por ciento de las retribuciones, esto supondrá que el autónomo cotice por sus ingresos reales. El plan podría por tanto "alterar los planes de muchos autónomos que ya tienen planes privados y no desean cotizar más", advierte Carmona. 

Por tanto, la medida será buena o no "según el cristal con el que se mire", especifica el experto, si bien admite que "cambiar las reglas de juego a mitad de partido no suele beneficiar a todo el conjunto". Así mismo, la voluntariedad actual para elevar las cotizaciones en los autónomos que quieren tener mayores prestaciones ofrece "más flexibilidad al colectivo sobre cómo organizarse el futuro, bien aumentando las cotizaciones o buscando otras alternativas". 

Algo que en su opinión, se debería respetar, teniendo, a su vez, en cuenta las inversiones que realiza el trabajador, los imprevistos a los que se enfrenta y el empleo que crea. Un dinero "que también sale de su bolsillo tras declarar ingresos y cotizar por ellos". 

Sin beneficios al combinar pública y privada 


"El día que entendamos que la prestación nace de nuestra cotización veremos que de lo que se trata es de tener una cotización ajustada y adecuada y previsión en el futuro", añade el facultativo, para el que el nuevo plan "no es un arreglo a las pensiones sino un ajuste de todo el sistema". 

Aquellos que compaginan su actividad en el sector público y privado tampoco verán beneficiada su pensión con este aumento en las cotizaciones. En su caso, van a cotizar más pero la pensión recibida será la misma que hasta ahora. "Por mucho que coticen, si en la pública llegan a la pensión máxima, como es habitual, no habrá posibilidad de aumentar esta cuota por lo van a cotizar para nada", argumenta Matas. 

El plan, con cotizaciones en función de la base reguladora a elegir entre 13 tramos aun se encuentra en fase de negociación. Sin embargo, detalla Carmona, el diálogo se enmarca dentro de la reforma del RETA y no en la mesa de diálogo social de pensiones. Por tanto, desde la OMC animan a "abrir la mirada" y plantear este tipo de cambios de rumbo con calma. "Son decisiones que no se pueden tomar a la ligera". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.