Si el aumento del tope de cotización no se acompasa a la pensión máxima los médicos estarían "pagando de más"

El acuerdo Escrivá-sindicatos sube cotizaciones pero no la pensión médica
José Luis Escrivá


15 nov 2021. 19.10H
SE LEE EN 3 minutos
Gobierno y sindicatos han destapado la última carta por revelar en la reforma de las pensiones. Este lunes, el Ministerio de Seguridad Social alcanzaba un acuerdo con los agentes sociales en relación a uno de los aspectos que más fricción ha causado en los últimos meses como es el mecanismo de equidad intergeneracional. 

Hasta ahora eran más sombras que luces las que rodeaban a este innovador sistema, más allá de saber que sustituiría al actual factor de sostenibilidad en la Ley de Reforma de la Seguridad Social. El ministro José Luis Escrivá arrojaba algo de luz al asegurar que la medida será de aplicación contingente y temporal y "evitará los recortes de la pensión inicial" que acarreaba el actual menanismo. 

Esto, llevado a la práctica, supone un aumento de las cotizaciones del 0,6 por ciento a partir de 2023 y durante los siguientes diez años. La mayor parte de ese porcentaje, el 0,5 por ciento deberá asumirlo la empresa y el 0,1 por ciento el trabajador, quedando descartado el planteamiento inicial de Escrivá que planteaba una distribución del 0,4 y del 0,2 por ciento para el empleado. 

Con la cantidad recaudada, el ministerio pretende generar un colchón de reserva suficiente para garantizar las pensiones de la generación de los 'baby boomers'. 

Cotización médica: 50 euros más de contribución anual 


En el caso de los médicos, con una cotización máxima de 4.070 euros, esto supondrá aumentar su aportación en 4 euros mensuales y unos 50 euros más al año en 12 pagas, mientras que los servicios de salud serán los que se hagan cargo de la aportación restante. Sin embargo, el nuevo mecanismo parece no afectar a las pensiones del colectivo ya que, al cotizar por la misma base reguladora, no se amplía el derecho a cobrar más pensión. 

El problema vendría al aumentar el tope de cotización, con mayor contribución inherente, y mantener intactas las pensiones máximas, a las que acceden la gran mayoría de facultativos. En este caso, los profesonales estarían "pagando más para recibir lo mismo", con un claro detrimento para las contribuciones más altas como son las de los médicos, explica a Redacción Médica, Vicente Matas, coordinador del Sindicato Médico de Granada.

"Se va a contribuir más para tener derecho a la misma pensión", explica el portavoz, ya que, al no haberse tocado las bases de jubilación, el mecanismo "solo afecta a lo que tendrán que pagar" los profesionales. Aún así, el facultativo aconseja esperar hasta que el ministerio aporte todos los detalles sobre este mecanismo que pasará a formar parte de la Ley de reforma de las pensiones vía enmienda. 

La medida, destinada a alimentar el Fondo de Reserva, no encontraba sin embargo la aprobación en el seno empresarial por este mismo motivo, haciendo a CEOE abandonar las negociaciones. UGT y CCOO, sin embargo, entienden que el refuerzo de la 'hucha DE L' es prioritario en estos momentos a la hora de acercar posturas a la propuesta de Escrivá para la próxima década. 

El plan ideado por el ministerio incluye un 'botón de ayuda' en caso de que se desvíen las previsiones a partir de 2024, el cual permitirá "disminuir el porcentaje de PIB que se dedica a las pensiones". Una alternativa que, a ojos, de Matas, se traduciría en un recorte de las prestaciones en todos las profesiones. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.