De las 1.777 donaciones de personas fallecidas el año pasado, en 315 ocasiones se requirió autorización judicial

El apoyo de los jueces permitió realizar 900 trasplantes de órganos en 2020
Beatriz Domínguez-Gil


10 jun 2021. 12.15H
SE LEE EN 3 minutos
¿Qué papel juegan los jueces en el proceso de trasplantes de órganos? Uno fundamental según señalan al unísono el Consejo General del Poder Judicial y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Prueba de ello es que, gracias al apoyo judicial, se realizaron un total de 902 trasplantes de órganos en 2020. 

El papel del juez en el proceso de las donaciones de vivo es, por tanto, indispensable en los supuestos en los que las causas del fallecimiento inicien una investigación penal, según señalan desde la ONT.  Los principales motivos suelen ser: un accidente, un posible homicidio o un fallecimiento no certificado en el que deba realizarse una autopsia judicial para determinar su origen. Su participación se inicia tras la presentación de una solicitud de autorización por parte del coordinador de trasplantes. Por eso "es imprescindible que los profesionales que participan en estos casos conozcan bien cómo se realiza un proceso de donación".

Solo en 2020, los jueces participaron en 270 procedimientos de donaciones en personas vivas. De las 1.777 donaciones de personas fallecidas el año pasado, en 315 ocasiones se requirió autorización judicial, la cual, fue concedida en el 97 por ciento de los casos. En el 3 por ciento de casos en los que se produjo la negativa d elos tribunales se consideró que la donación podría interferir con la investigación judicial.

El 25% de los donantes murieron en un accidente de tráfico


La mayoría de los donantes eran varones (70 por ciento) y su media de edad fue de 48 años, inferior a la del global de donantes de órganos (59 años), probablemente por sus diferentes causas de fallecimiento. De hecho, el traumatismo craneoencefálico no relacionado con accidentes de tráfico fue la causa de la muerte en el 42 por ciento de los casos judiciales y el traumatismo por accidente de tráfico en el 25 por ciento. 

En función del tipo de donante, se requirió la participación judicial en el 20 por ciento de los donantes en muerte encefálica, el 47 por ciento de los donantes en asistolia no controlada y el 12 por ciento de los donantes en asistolia controlada.

Son algunos de los datos que se han dado a conocer durante las XXIII Jornadas de encuentro entre profesionales de la administración de Justicia y de la comunidad trasplantadora que se celebran estos días en Santander, con el objetivo estrechar la relación entre ambos grupos profesionales para que su labor sea complementaria, ya que las dos figuras son imprescindibles para el adecuado desarrollo del proceso de donación de órganos y tejidos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.