El 75% del daño por error diagnóstico se da en cáncer, infecciosas y cardio

Quince enfermedades suponen la mitad de los daños graves, según un estudio de las reclamaciones por mala praxis

El 75% del daño por error diagnóstico se da en cáncer, infecciosas y cardio
sáb 20 julio 2019. 10.00H
Tres de cada cuatro errores diagnósticos que conllevan un daño pertenece a uno de los tres grandes grupos de enfermedades: cardiovascular, infecciones y cáncer. Con todo, quince afecciones son las que se reparten la mitad de todo el daño grave, según un estudio de las reclamaciones por mala praxis en Estados Unidos.

Publicado en Diagnosis, la revista oficial de la Sociedad para la Mejora del Diagnóstico en Medicina (SIDM), forma parte de un proyecto en tres fases sobre el alcance de los daños provocados por estos errores, que “siguen siendo los más comunes, los más catastróficos y más costosos de los errores médicos graves en las reclamaciones de malas prácticas”.


Reclamaciones a aseguradoras


Así, los autores –comandados por David E. Newman-Toker, director del Instituto para la Excelencia en el Diagnóstico de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins– estudiaron 11.592 casos procedentes de una base de datos estadounidense de compañías aseguradoras, registrados entre 2006 y 2015.


En un 85% de las ocasiones los errores se debieron a fallos en el juicio clínico


Se detectaron 7.379 casos de daños muy graves, tipificados con una puntuación de entre 6 (daño permanente y significativo, como una sordera) y 9 (muerte) en la clasificación de la National Association of Insurance Commissioners.

El cáncer supuso el 37,8 por ciento de los casos, siendo el de pulmón el encontrado con mayor frecuencia. Los eventos cardiovasculares (principalmente, ictus) contabilizaban el 22,8 por ciento de estas reclamaciones y las infecciones lo hicieron en el 13,5 por ciento, con la sepsis a la cabeza. Estos tres grupos, “las tres grandes” como dicen los autores del estudio, acapararon el 74,1 por ciento de los casos.

Las reclamaciones por eventos cardiovasculares fueron las principales en Urgencias, Cardiología y Neurología. En Pediatría, predominaron las infecciones. Las reclamaciones por cáncer, en cambio, fueron mayoría en los Servicios de Radiología, Medicina Interna, Medicina Familiar, Patología, Ginecología, Gastroenterología, Urología, Cirugía General, Dermatología, Otorrinolaringología, Neumología y Oncología.


Abscesos y meningitis, reclamaciones más caras


El trabajo recoge las cinco principales afecciones de cada grupo y calcula el importe medio de la indemnización. De esta manera, las enfermedades infecciosas copan el podio de las reclamaciones: los errores en absceso espinal, meningitis y encefalitis, y neumonía se pagan a entre 800.000 y un millón y medio de dólares.

Ictus y sepsis les siguen. Al revés que con las infecciones, las reclamaciones por cáncer generan las indemnizaciones de menor cuantía: melanoma y cáncer colorrectal  ocupan los puestos 8 y 9, y el resto de cánceres (pulmón, mama y próstata) ocupan los últimos lugares, solo por encima del tromboembolismo arterial.


Mejorar la toma de decisiones diagnóstica


El análisis detecta que, en un 85 por ciento de las ocasiones, fueron fallos en el juicio clínico lo que desembocó en un mal diagnóstico (o un retraso en el mismo). El 71,2 por ciento de los daños muy graves se dieron con pacientes ambulatorios en los departamentos de urgencias y emergencias.

“Los resultados sugieren que puede haber un considerable progreso para reducir los daños por error diagnóstico mejorando la toma de decisiones diagnósticas en un puñado de condiciones de alto riesgo”, concluyen los autores.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.