Médicos y enfermeras explican qué aspectos digitalizarían para facilitar su día a día y reducir el 'papeleo'

Bajas y datos, grandes retos de la digitalización "humanizadora" en sanidad
Gabriel del Pozo (Cesm), Hermenegildo Marcos (Cgcom) y Manuel Cascos (Satse)


03 jun 2021. 16.20H
SE LEE EN 4 minutos
Médicos y enfermeros coinciden al señalar la burocracia como una de las tareas menos gratificantes asociadas a su profesión. Conscientes de ello, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital plantea reducir el nivel de burocrocia que cargan los profesionales sanitarios de cara a mejorar la atención prestada a los pacientes.

La pregunta ahora es el 'cómo'. Es ahí donde los profesionales, principales implicados, se adelantan al Gobierno a la hora de proponer posibles soluciones. En opinión de los médicos, el problema de la burocracia viene dado por la "cantidad de labores que están metidas en la mochila del médico y que realmente se podrían sacar, que deberían estar ya fuera", al margen de las estrictamente necesarias, explican desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm).

"El médico necesita que sus actuaciones sean consideradas como actos médicos", aseguran desde el sindicato, a la hora de establecer un sistema que disminuyan los procedimientos burocráticos. Es decir, que ese tipo de funciones "estén programadas dentro de la actividad asistencial diaria."

Consultas telefónicas tras la pandemia  


La pandemia, por ejemplo, ha ayudado a "agilizar la receta electrónica" y a aliviar la carga de los profesionales en el control de las bajas e incapacidades, explica Hermenegildo Marcos, representante nacional de Atención Primaria Rural del Consejo General Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom). "Es un sistema que ha permitido que la persona no haya tenido que ir al médico a por la baja" y ha ahorrado tiempo a los médicos en dicha tramitación, puntualiza el facultativo. 

Otro de los sistemas que debería permanecer tras la pandemia es la asistencia telefónica, opina Marcos. El portavoz considera que todos los médicos de Atención Primaria deberían tener a partir de ahora un tiempo reservado en la agenda a consultas teléfonicas, por ejemplo, para comunicar los resultados de pruebas, análisis..."Eso se puede y se debe hacer por teléfono pero adecuando las agendas", detalla. 

Cesm considera que "hay muchas formas de optimizar la actividad del médico, tanto para tener más tiempo para los pacientes como para hacer algún tipo de consulta que no requiere asistencia presencial". Por ello apuestan por programar una serie de actuaciones "que no tendrían por qué estar en la consulta diaria del médico".

La reducción del 'papeleo' es un problema que viene de lejos. Desde Cesm aseguran llevar "años y años a vueltas con el tema, y ahora parece que en dos minutos han descubierto la pólvora". 


Desarrollo y puesta en marcha de programas informáticos


"La digitalización tiene que servir para lograr una mayor humanización de la asistencia sanitaria al tiempo que se alcanzan mayores niveles de agilidad y eficacia", reivindica el Sindicato de Enfermería (Satse). Entre otras propuestas para acabar con la excesiva carga de 'papeleo', la organización sindical destaca la necesidad de mejorar los programas informáticos existentes relativos a la historia clínica y documentación sanitaria que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas tienen que "cumplimentar de manera ordinaria para dejar fiel reflejo de su actividad".

Otra iniciativa sería la utilización de ‘tablets’ o dispositivos que permitan a los profesionales sanitarios tener y aportar información sobre el paciente en su misma habitación u otros espacios del centro sanitario sin tener que acudir en todas las ocasiones al puesto de control para hacerlo.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería plantea el desarrollo y puesta en marcha de programas informáticos que, tras el análisis y cotejo de los datos pertinentes, permitan organizar las próximas citas de las personas para que acudan una sola vez al centro correspondiente cuando se trata, por ejemplo, de las necesarias antes de ser sometido a una intervención quirúrgica (analíticas, radiografías, electrocardiogramas, pruebas diagnósticas…).

En este sentido, consideran que, organizando de esta manera la "agenda" del paciente para que no tenga que ir al centro para realizarse cada una de las pruebas preoperatorias, "se obtendría una mayor satisfacción por su parte y una optimización también de los recursos disponibles".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.