Ven prioritario completar la vacunación mundial y descartan un estudio de seroprevalencia para fijar grupos prioritarios

Los médicos descartan "de momento" una tercera dosis en sanitarios
Gabriel del Pozo y Manuela García.


27 sep 2021. 18.00H
SE LEE EN 4 minutos
Septiembre ha sido el mes de las terceras dosis. Con la mayoría de comunidades autónomas inoculando un pinchazo de refuerzo en las residencias de mayores y a sus pacientes inmunodeprimidos, la duda ahora es si esta "nueva campaña" de vacunación Covid-19 se extenderá al resto de grupos. Dada su mayor exposición al virus, los profesionales sanitarios han sido señalados como candidatos a recibir dicho recordatorio vacunal. 

Desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm) consideran que si finalmente la estrategia marca una tercera dosis, debería establecerse para todo el colectivo, puesto que "todos afrontan un riesgo alto de contagio por la labor que desarrollan". 

Igual de cautos se muestran en la Organización Médica Colegial (OMC) a la hora de extender la tercera dosis al resto de la población. En línea con la postura adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ven prioritaria una "inmunización a nivel mundial" que impida la circulación de nuevas cepas. Y es que, si no hay unos índices adecuados de vacunación en un país, "el virus seguirá circulando y habrá riesgo de que surjan nuevas variantes Covid-19 que escapen a la vacuna o sean más virulentas", argumenta Manuela García, vicepresidenta segunda del organismo. 

La portavoz señala como ejemplo el caso de África, donde todavía no hay suficientes vacunas disponibles y el índice de inmunización es "muy bajo", creando así un caldo de cultivo idóneo para la aparición de mutaciones en el virus. Por tanto, desde la OMC creen que sería más "coste efectivo" vacunar por completo a toda la población diana antes de comenzar a inocular dosis de refuerzo. 

Aún así, respaldan la decisión adoptada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), de vacunar con una tercera dosis a pacientes inmunodeprimidos, con menos respuesta inicial a la dosificación normal del fármaco. 

De hecho no descartan la posibilidad de necesitar un refuerzo con el tiempo, al igual que ocurre con la gripe. Sin embargo, "la tercera dosis en profesionales no la contemplamos de momento", asevera García,  haciendo referencia a la reducción del riesgo de sufrir enfermedad grave y/o fallecer que confiere la pauta vacunal actual. Como prueba, alude a la diferencia de mortalidad existente entre la primera y la quinta ola de contagios. "Esa distancia se la debemos a las vacunas", explica. 

Grupos prioritarios fijados por expertos 


En caso de que se apruebara la dosis de refuerzo en sanitarios, el colectivo pide que sean expertos los que, una vez analizados ciertos factores como la edad o el nivel de anticuerpos de cada persona, determinen el orden de los grupos dentro del sector. Dicha clasificación deberá estar basada, explica García, en la evidencia científica, sin dejar de tener en cuenta igualmente la evolución de la pandemia para conseguir "mayor efectividad". 

Aún así, no son partidarios de realizar un estudio de seroprevalencia como los que el Ministerio de Sanidad llevó a cabo entre la población general en anteriores oleadas. ¿El motivo? "La cuantificación de anticuerpos no siempre va a ir ligada a la protección que esa persona tenga frente al virus", explica García, puesto que "hay una parte de inmunidad celular importante que no se mide". 

Por tanto, desde la OMC no creen que este tipo de análisis "aporten mucho valor a la toma de decisiones" y prefieren, en contraposición, estudios "observacionales, epidemiológicos y de la propia evolución de la pandemia". "Hay que ir valorando que es lo que en estos momentos nos puede acortar el proceso de lo que estamos viviendo de la mejor manera posible", concluye. 

Decisión voluntaria 


En esta línea el Sindicato de Enfermería (Satse) subraya que la decisión sobre los grupos de población a los que se debería administrar una tercera dosis de la vacuna, así como el momento de hacerlo si ese es el caso, corresponde a los expertos, científicos y organismos competentes, así como a las administraciones públicas correspondientes.

"Las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, como profesionales sanitarios, cumpliremos las decisiones que se acuerden al respectoW, apunta la organización sindical. En caso de que se decida inocular una tercera dosis a los profesionales sanitario, el Sindicato de Enfermería animará a que lo hagan, una vez constatada la eficiencia y buenos resultados de las vacunas. "Siempre desde el respeto a la voluntad de cada persona", añade.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.