La muerte de un paciente afecta más a los médicos que a las enfermeras

Una encuesta entre profesionales sanitarios también desvela que los médicos jóvenes son menos propensos a sentir pena

Un informe analiza cómo gestionan el dolor los profesionales sanitarios.
  La muerte de un paciente afecta más a los médicos que a las enfermeras
dom 08 diciembre 2019. 12.50H
Los médicos se preparan durante una media de 10 años para tratar con el bien humano más preciado: la salud. Como parte de esa preparación, también está asumir que en ocasiones se perderán pacientes a los que no podrán ayudar, pero ¿cómo se gestiona ese dolor? 

Sobre este asunto ha publicado una encuesta MedScape, realizada entre 1.366 enfermeras y APRN (Advanced Registered Nurse Practitioner) y 654 médicos. Preguntados por la frecuencia con la que luchan con el dolor después de la muerte de un paciente, el 35 por ciento de los médicos respondieron que siempre o con frecuencia. 

Las enfermeras gestionan menos el dolor que los médicos y, con el paso de los años, el porcentaje de quienes luchan contra esa pena disminuye



La publicación señala que los porcentajes eran diferentes si se tenía en cuenta el género del médico, ya que el 42 por ciento de las doctoras lo hacían habitualmente, frente al 32 por ciento de sus compañeros masculinos, y los datos generalmente aumentaron con los años de práctica profesional. En este sentido, mientras que el 27 por ciento de los facultativos con menos de cinco años de experiencia respondieron que siempre o con frecuencia se enfrentaban a este dolor por los pacientes perdidos, el 43 por ciento de los que acumulaban más de 30 años de práctica contestaron que sí lo hacían.

Cómo gestionan el dolor las enfermeras 


Respecto a la profesión enfermera, éstas fueron algo menos propensas a admitir que a menudo luchan contra este dolor, ya que el 31 por ciento respondió que siempre o con frecuencia. Además, a diferencia de sus compañeros médicos, con el paso de los años de ejercicio, las enfermeras más experimentadas tenían menos probabilidades de luchar contra esta 'pena': mientras que el 37 por ciento de las enfermeras con menos de cinco años de experiencia dijeron que afrontaban el dolor, solo el 29 por ciento de quienes sumaban más de 30 años en la práctica contestaron que lo hacían siempre o con frecuencia. 

Formas de afrontar el dolor


Ante estos datos de la encuesta, un proveedor de atención médica expuso su opinión respecto a la duración de la exposición a estas situaciones. "Los asistentes sanitarios más novatos pueden tener un momento más difícil con más exposición al trauma, la muerte, etc., mientras que los más experimentados pueden tener una 'caja de herramienta' más avanzada para hacer frente a estas situaciones. Dicho esto, los más veteranos pueden estar insensibilizados o más abrumados por el trauma y las muertes presenciadas. Cada uno hace frente (o no lo hace) de manera diferente a estas situaciones", aseguraba. 

La encuesta publicada por MedScape también preguntó si quienes aseguraron haber luchado contra el dolor, habían recibido ayuda de varias fuentes. En este caso, las enfermeras y APRN tenían el doble de probabilidades que los médicos de recibir ayuda o apoyo de compañeros de trabajo, gerentes, consejeros o terapeutas
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.