Alberto Borobia, autor del ensayo CombiVacs, se une al Especial Lecciones del Covid-19, impulsado por Redacción Médica

"Es posible poner en marcha en España un ensayo clínico de manera rápida"
Alberto Borobia.


25 nov 2021. 09.00H
SE LEE EN 6 minutos
Con la colaboración de
Alberto Borobia, coordinador de la unidad central de ensayos clínicos del Hospital Universitario La Paz y uno de los principales autores de CombiVacs -el ensayo clínico español centrado en la vacunación covid heteróloga-, considera que "cuando existe una coordinación de todas las administraciones y agentes implicados en el desarrollo de un ensayo clínico, es posible estar a la vanguardia de la investigación".   

Borobia participa en el Especial Lecciones del Covid-19, impulsado por Redacción Médica, y donde los principales actores de todos los ámbitos analizan lo que ha supuesto esta pandemia que arrancó en marzo de 2020. "Nuestra participación en estos consorcios europeos sin duda ayudará a nuestro país a estar preparado para dar una respuesta rápida en términos de investigación a futuras pandemias", confía el investigador, quien cree que España "dispone de grandes profesionales y recursos con capacidad de dar respuesta rápida a situaciones de emergencia como la vivida con la Covid-19".

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia del Covid-19?

En el momento actual España es uno de los países del mundo con mayor índice de vacunación, el segundo de la Unión Europea (por detrás de Portugal), y uno de los que menor tasa de mortalidad presenta entre los países de nuestro entorno. A nivel de investigación nuestro país ha iniciado 172 ensayos clínicos de tratamiento para la Covid-19, 114 de ellos de ámbito nacional y 108 promovidos por instituciones académicas o investigadores independientes (fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios). Por otro lado, participa de manera relevante en los grandes consorcios y proyectos europeos (IMI-CARE, VACCELERATE, EU-RESPONSE…).

Si analizáramos la gestión de la pandemia con los datos actuales (año y medio después de iniciada la pandemia), el balance es positivo. Sin embargo, es fundamental analizar de manera independiente toda la gestión realizada durante esta pandemia a todos los niveles (OMS, instituciones gubernamentales, gobiernos,…), con el objetivo de aprender de los errores y estar mejor preparados para futuras pandemias.

¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia?

Sus PROFESIONALES [con mayúsculas].

¿Y los débiles?

La falta de coordinación de las distintas administraciones.

¿Queda España preparada para afrontar una nueva pandemia de cara al futuro?

Desde el punto de vista de la investigación en el ámbito de la pandemia, nuestro país es parte muy activa de grandes consorcios europeos que se han ido constituyendo para dar respuesta rápida no solo a la actual pandemia, sino a futuras pandemias.


"La participación de España en consorcios europeos ayudará a dar una respuesta rápida, en término, de investigación, a futuras pandemias"



Las estructuras que se están poniendo en marcha permiten interconectar a nivel europeo grandes centros de investigación, empresas biofarmacéuticas, agencias gubernamentales, y otros agentes implicados en el desarrollo de fármacos y vacunas. Nuestra participación en estos consorcios sin duda ayudará a nuestro país a estar preparado para dar una respuesta rápida en términos de investigación a futuras pandemias.

¿Qué ha supuesto el impulso y desarrollo de Combivacs?

Más allá del reto personal y profesional que ha supuesto el desarrollo del ensayo clínico CombiVacs, este estudio nos deja varias enseñanzas:

Es posible poner en marcha en nuestro país un ensayo clínico de manera rápida para dar respuesta a un problema sanitario de manera urgente. Hasta este momento nuestro país había participado en ensayos clínicos internacionales, o puesto en marcha pequeños ensayos clínicos cuyos resultados han llegado tarde, en contraposición a otros países como el Reino Unido que ha sido capaz de organizar un gran ensayo clínico que ha estado liderando la generación de conocimiento (ensayo Recovery) en esta pandemia. CombiVacs ha sido el primer ensayo clínico en generar evidencia sobre la vacunación heteróloga, y el primero en estar publicado en una revista peer-review de alto impacto (The Lancet).

Cuando existe una coordinación de todas las administraciones y agentes implicados en el desarrollo de un ensayo clínico (en este caso la Plataforma Española de Ensayos Clínicos -SCReN-, financiada por el Instituto de Salud Carlos III, ha coordinado más de 150 investigadores de 7 instituciones de 3 Comunidades Autónomas distintas), es posible estar a la vanguardia de la investigación. En el ámbito internacional, CombiVacS se pone de ejemplo como modelo de ensayo clínico puesto en marcha en tiempo récord como respuesta a un problema sanitario urgente.

Los científicos tenemos que dedicarnos a hacer ciencia en el ámbito de nuestra experiencia y conocimiento, y evitar las presiones provenientes de ámbitos no científicos sin experiencia y/o conocimiento real en investigación clínica. La presión mediática a la que hemos estado sometidos los investigadores de este ensayo clínico ha sido inexplicable y desmesurada, aunque esta experiencia nos ha servido para aprender a convivir con estas presiones y, en algunos casos, a ignorarlas.

¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?

Nuestro país dispone de grandes profesionales y recursos con capacidad de dar respuesta rápida a situaciones de emergencia como la vivida con la Covid-19, tanto desde el punto de vista asistencial como desde el punto de vista de la investigación y la generación de conocimiento.


"Es necesaria una vertebración de los recursos disponibles para que España dé una respuesta coordinada, inmediata y eficiente ante problemas sanitarios"




Sin embargo, lo que me ha enseñado la actual pandemia es que es necesaria una vertebración de todos estos recursos disponibles en todos los ámbitos (estado,  comunidades  autónomas,…) para que realmente nuestro país sea capaz de poder dar una respuesta coordinada, inmediata y eficiente a las necesidades de conocimiento científicamente válido ante problemas relevantes sanitarios y de salud pública.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.