SEMI ve "imprescindible" ambos elementos para garantizar la continuidad asistencial necesaria para estos pacientes

Valoración integral y plan de cuidados para la adecuada atención a crónicos
Virginia Gracia Lorenzo e Irene Caso López


24 nov 2022. 09.30H
SE LEE EN 4 minutos
Bata, fonendo, ecógrafo y escalas. Con este eslogan la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha concienciado a los internistas de la importancia de realizar una valoración integral y un plan de cuidados que garanticen la continuidad asistencial en colaboración con otras especialidades o niveles extrahospitalarios. Una formación “extra” en abordaje del paciente y en gestión sanitaria que los facultativos echan de menos durante su periodo de residencia.

“El plan de cuidados es imprescindible para garantizar una adecuada atención al paciente crónico y antes de realizarlo se debe hacer una valoración global porque no son pacientes que haya que atender solo por sus patologías, sino que tienen otros condicionantes como la situación social o el exceso de medicamentos. Por lo tanto, si no se hace de forma integral pueden tener resultados perjudiciales de salud”, detalla Virginia Gracia Lorenzo, internista y secretaria del Grupo de Trabajo Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de la SEMI, durante el 43 Congreso de la sociedad. 

Por estos motivos, Gracia Lorenzo ve necesario transmitir la necesidad del abordaje integral y, especialmente, que sea “muy individualizado” porque las características de cada uno son muy diferentes. “Esto no es un café para todos”, reclama la especialista.

En ese sentido, la internista explica que los pacientes con enfermedades crónicas tienen una evolución variable en la duración de su enfermedad y pasan por muchos estados y partes del sistema sanitario. Por ello, considera que es importante que haya una adecuada comunicación entre niveles asistenciales para que los resultados de salud y de calidad de vida sean los mejores posibles. 

“A través de una valoración integral de estos enfermos, los objetivos que se plantean para ellos son muy diferentes. Las intervenciones que se decidan en base a estos objetivos extraidos de los problemas detectados hacen que la orientación de cada paciente sea muy diferente, aunque tenga la misma enfermedad”, detalla Gracia Lorenzo.

Margen de mejora en la aplicación de planes de cuidados


Según detalla la especialista, estos planes de cuidado son algo que se está implementando desde hace tiempo. “A nivel estratégico, casi todas las comunidades autónomas tienen sus planes de despliegue de atención al paciente crónico, si bien luego la aplicación a pequeña escala es muy variable. Hay mucho margen de mejora. Esto muchas veces hay que favorecerlo implicando a los profesionales y mejorando sus condiciones y sus recursos para que puedan desarrollar estas actividades, que son diferentes y hay que aprenderlas”, asegura la internista.

Una aplicación en la que hay consenso entre los sanitarios. “Más o menos todos los profesionales de los diferentes niveles asistenciales estamos de acuerdo de que tenemos que hacer un manejo diferente. Es cierto que a veces las circunstancias que lo permiten se dan de manera irregular, pero hay que luchar contra esa inercia. No podemos atribuirlo todo a la dificultad que tenemos en estos tiempos. Hay problemas estructurales del sistema sanitario que van a estar ahí y nosotros tenemos que seguir trabajando como pensamos que tenemos que hacerlo”, reivindica Gracia Lorenzo.

Falta de formación en la residencia


Para Irene Caso López, residente de Interna en el Hospital Infanta Cristian de Madrid y también ponente del taller ‘¿Qué es la continuidad asistencial y cómo podemos llevarla a cabo? Elaboración de un plan de cuidados’, uno de los problemas que dificulta la aplicación de estos planes es la “escasa formación” que reciben los médicos generalistas a lo largo de la residencia en “gestión sanitaria, continuidad asistencial y en la valoración de pacientes tan complejos”.

“Sigue siendo una Medicina muy centrada en la enfermedad y no en el paciente. Por ello, los médicos ya se están formando mucho más, y este taller es un ejemplo, para individualizar al paciente una vez pasada la carrera. En esta especialidad y en todas, la residencia es un momento perfecto para introducir estos modelos sanitarios que son el futuro”, reivindica Caso López.

¿En qué ha consistido el taller?


Para avanzar en esta formación, ambas internistas han generado “empatía” poniendo casos clínicos a los que se enfrentan los internistas a diario. “Así hemos captado al público porque son experiencias que compartimos y así vemos como la valoración integral puede hacer más fácil el manejo y posteriormente la elaboración del plan de cuidados”, explica la residente de Interna.

Además, a través de una actividad tipo test han demostrado como realizar diferentes escalas para poder “conocer al paciente más allá de su enfermedad y después la elaboración de un plan de cuidados”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.