Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Especialidades > Medicina Interna

Los médicos no generalistas "deben dejar de gestionar camas"

Olvidar el contexto del paciente aboca, según Jordi Varela, a peores resultados clínicos

Antonio Zapatero y Jordi Varela, quien ha sido gerente del Hospital del Mar y es colaborador de Esade.
Los médicos no generalistas "deben dejar de gestionar camas"
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 23 de noviembre de 2017, a las 13:30
Si algo queda claro en el 38 Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) es que el modelo de atención hospitalaria actual no está preparado para atender al paciente actual.

Valera considera que el hospital está demasiado asilado de la Primaria

Un informe sobre el hospital del futuro realizado hace unos años por el Colegio Médico Británico era claro: "Los especialistas en órganos y sistemas deben dejar de gestionar camas", explica Jordi Varela, exgerente del Hospital del Mar y colaborador docente de Esade. Las camas deben ser gestionadas por profesionales con esa visión generalista como los internistas, donde los expertos en un órgano determinado "deben funcionar como consultores".

El hospital actual "se ha basado en una estructura pensada en el siglo XX, muy fragmentado y basado en órganos y sistemas, pensado en pacientes con patologías agudas, aún hoy está muy aislado de la Primaria y de las circunstancias donde vive el paciente", sostiene Varela. "Está preparado para atender solo la parte biológica".

El exgestor ha hablado del papel del internista en el hospital del futuro, tomando como referencia el libro publicado por la SEMI en el que ha participado, 'Por una Medicina Interna de alto valor'. "Los internistas deben tender puentes y empezar a trabajar con Atención Primaria: el crónico, cuanto más lejos del hospital, mejor".

Al momento del ingreso, "el médico de Familia y la enfermera de Primaria tienen que estar conectados con la planta. La única forma de avanzar en el futuro es en la transparencia de la conexión con Primaria".

Por ello, el valor del internista "está vinculado a su versión más generalista, una comprensión más allá del diagnóstico médico, sino una comprensión global de cómo vive esa persona, su apoyo social y familiar, etc. No tener en cuenta esa visión general revela un papel muy fragmentado y con malos resultados clínicos".

Momento de la mesa.

Momento de la mesa.