26 mar 2019 | Actualizado: 20:00

Las mujeres tienen "peor salud y peor percepción de la salud"

En 2017 hubo más mujeres que hombres sin acceso a tratamientos por motivos económicos

De izquierda a derecha: Juana Carretero, María del Mar García-Calvente, Ana Maestre, Elisa Muñoz y María Victoria Gil.
Las mujeres tienen "peor salud y peor percepción de la salud"
vie 08 marzo 2019. 12.00H
La atención equitativa a mujeres y hombres no implica recibir la misma atención sino que esa atención se adecúe a sus necesidades. Son numerosos los sesgos que influyen en la calidad de su tratamiento y que se han puesto de manifiesto en el XI Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico, que se celebra en Mérida este jueves y viernes.

Un sistema de salud equitativo "sería tratar a mujeres y hombres de manera distinta en función de las diferencias que le caracterizan" en lugar de hacerlo basándose en las necesidades de los hombres, como se ha entendido tradicionalmente el tratamiento médico, ha explicado María del Mar García-Calvente, profesora de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

García-Calvente explica los sesgos que perjudican a la salud de la mujer.

García-Calvente ha señalado que las mujeres tienen una esperanza de vida mayor que los hombres "pero con peor salud". Y, sobre todo, peor percepción de la salud: a los 13 años, el porcentaje de chicas que percibe su salud como regular o mala es el doble que el de chicos.


Mayor medicalización


Además, ambos géneros atribuyen sus problemas de salud a factores diferentes. Los hombres, a los excesos, y las mujeres, al cansancio y los agobios. En la enfermedad crónica, nuevamente, las mujeres tienen peor percepción de su salud.

La profesora ha explicado que está desigualdad de género también se aplica a la medicalización, sobre todo en problemas como depresión y ansiedad –que surgen frecuentemente en aquellas que tienen que cuidar de sus familiares, lo que se conoce como el 'síndrome del cuidador' paradójicamente en masculino–, que se tratan con fármacos en mayor proporción en mujeres que en hombres.

A este respecto, Ana Maestre, internista del Hospital de Vinalopó, ha alertado de que hay un mayor número de mujeres que no pueden acceder a medicamentos por motivos económicos, según la última Encuesta Nacional de Salud.

Así, el 8,9 por ciento de las mujeres no pudo tener medicamentos prescritos, por el 5,4 por ciento de los hombres. Estas diferencias también se aplican a la atención médica (4,3 frente a 2,5 por ciento), atención a la salud mental (3,3 frente al 1,5 por ciento) y en salud dental (18,7 frente al 13,6 por ciento).


Guías clínicas que atienden a las diferencias según sexo


"Nos esforzamos más en atender a los hombres que a las mujeres", ha sentenciado Maestre, destacando que "los hombres ingresaron en hospitales tres veces más por enfermedad cardiovascular", y el tratamiento en todas las patologías fue 2,27 veces mayor que en mujeres como media.

Solo ha sido a partir de 2016 cuando las principales guías clínicas han comenzado a atender a estas diferencias en el tratamiento de hombres y mujeres. Pero la enfermedad cardiovascular, primera causa de mortalidad femenina, "sigue siendo infradiagnosticada e infratratada".

Un momento de la mesa dedicada a la mujer y la enfermedad crónica.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.