18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 17:20
Especialidades > Medicina Interna

La pseudouridimicina, nueva esperanza frente a bacterias resistentes

Ha curado infecciones bacterianas resistentes en ratones

La pseudouridimicina, nueva esperanza frente a bacterias resistentes
Redacción
Miércoles, 28 de junio de 2017, a las 17:20
Científicos de Rutgers University-New Brunswick, en Nueva Jersey, Estados Unidos, la compañía de biotecnología Naicons Srl., y otros centros han descubierto un nuevo antibiótico eficaz contra las bacterias resistentes a los fármacos: la pseudouridimicina, producida por un microbio encontrado en una muestra de suelo recogida en Italia. El nuevo antibiótico mata un amplio espectro de bacterias fármaco-sensibles y resistentes a fármacos en un tubo de ensayo y cura infecciones bacterianas en ratones, como se revela en un artículo publicado este jueves en Cell.

Pseudouridimicina inhibe la ARN polimerasa bacteriana, la enzima responsable de la síntesis de ARN bacteriano, a través de un sitio de unión y un mecanismo que difieren de los de rifampicina, un fármaco antibacteriano actualmente utilizado que inhibe esta enzima. Debido a que la pseudouridimicina inhibe a través de un sitio y mecanismo de unión diferentes de la rifampina, no presenta resistencia cruzada con la misma, funciona de forma aditiva cuando se coadministra junto a esta y, lo más importante, tiene una tasa de resistencia espontánea que es apenas un décimo de la tasa de resistencia espontánea de rifampina.

La pseudouridimicina funciona como un análogo de nucleósido inhibidor de la ARN polimerasa bacteriana, lo que significa que imita a un nucleósido-trifosfato (NTP), el "bloque de construcción" químico que la ARN polimerasa bacteriana utiliza para sintetizar ARN. El nuevo antibiótico se une fuertemente al sitio de unión de NTP a la ARN polimerasa bacteriana y, al ocupar el sitio de unión de NTP, impide que los NTP se unan. La pseudouridimicina es el primer inhibidor análogo de nucleósidos que inhibe selectivamente la ARN polimerasa bacteriana pero no las ARN polimerasas humanas.

No inhibe la ARN polimerasa humana

"Debido a que el sitio de unión a NTP de la ARN polimerasa bacteriana tiene casi exactamente la misma estructura y secuencia que los sitios de unión a NTP de ARN polimerasas humanas, la mayoría de los investigadores pensaron que sería imposible para un inhibidor análogo de nucleósidos inhibir ARN polimerasa bacteriana pero no ARN polimerasas humanas", señala el director de la investigación, Richard H. Ebright, profesor de Química y Biología Química y director de laboratorio del Instituto Waksman de Microbiología de Rutgers-New Brunswick.

"Pero la pseudouridimicina contiene una cadena lateral que 'alcanza' fuera del sitio de unión al NTP y 'toca' un sitio adyacente que está presente en la ARN polimerasa bacteriana pero no en las ARN polimerasas humanas y, como resultado, se une más estrechamente a la ARN polimerasa bacteriana a las ARN polimerasas humanas", dice Ebright. El hecho de que la pseudouridimicina funcione como un inhibidor análogo de nucleósidos explica la baja tasa de aparición de resistencia al compuesto.