15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La asistencia compartida mejora el pronóstico de pacientes con osteoporosis

Permite tomar medidas precoces en pacientes ingresados por fractura de cadera

Eduardo Montero.
La asistencia compartida mejora el pronóstico de pacientes con osteoporosis
vie 04 mayo 2018. 09.00H
Redacción
La asistencia compartida mejora el pronóstico de los pacientes osteoporóticos y con fractura de cadera, que suelen ser pacientes de avanzada edad, con múltiples patologías y que han sido sometidos a una cirugía importante, según ha destacado el doctor Eduardo Montero Ruiz, coordinador del Grupo de Asistencia Compartida e Interconsultas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Este especialista ha detallado que la asistencia compartida permite, ya desde el ingreso hospitalario por la fractura, tomar medidas para tratar de corregir aquellas situaciones que empeoran el pronóstico, entre ellas la osteoporosis que presentan estos pacientes, ya que se estima que entre el 20 y el 30 por ciento fallecen al año siguiente a su intervención.

Riesgo de infecciones nosocomiales


La asistencia compartida está más desarrollada en Cirugía Ortopédica, Traumatología, Cirugía Vascular y Psiquiatría


Por su parte, detalla que gracias a la asistencia compartida también se consigue reducir el riesgo de infecciones nosocomiales y de complicaciones, debido a un mayor control médico de los pacientes y contando, incluso, con consultas de optimización preoperatoria que preparan al enfermo para que llegue a la intervención quirúrgica en las mejores condiciones posibles.

"La asistencia compartida en este caso permite diagnosticar y tratar precozmente las complicaciones en caso de que se produzcan; algo de especial relevancia, ya que se ha comprobado que hospitales con una mayor tasa de complicaciones postquirúrgicas que otros, tienen una menor mortalidad debido a que disponen de buenos mecanismos para detectarlas y tratarlas", asegura el especialista.

Cirugía Ortopédica y Traumatología, áreas con mayor desarrollo

Las áreas en las que la asistencia compartida está más desarrollada en la actualidad son la Cirugía Ortopédica y Traumatología, Cirugía Vascular y Psiquiatría, aunque, según afirma el experto, "cada vez más se está comenzando a implantar en otros muchos servicios".

Además, otra de las especialidades que se puede beneficiar ampliamente de la asistencia compartida es Obstetricia, ya que ayuda al diagnóstico y al tratamiento de los problemas médicos en las propias camas de Obstetricia, con las ventajas que ello supone para el control del feto y de la madre.

"Los problemas frecuentes en el embarazo (relacionados con hipertensión arterial, diabetes o infecciones, entre otros) requieren cada vez más de una asistencia compartida. De hecho, en otros países de nuestro entorno, la faceta de la asistencia compartida en estos casos está muy desarrollada, siendo conocida como Medicina Obstétrica", concluye el especialista.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.