25 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:10
Especialidades > Medicina Interna

Interna presenta sus recomendaciones en el manejo de diabetes tipo 2

La SEMI busca facilitar la toma de decisiones en función del control metabólico y la situación del paciente

Javier Carrasco, coordinador del Grupo de Trabajo de Diabetes de la SEMI.
Interna presenta sus recomendaciones en el manejo de diabetes tipo 2
Marcos Domínguez
Martes, 22 de mayo de 2018, a las 17:40
El Grupo de Trabajo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha elaborado unas recomendaciones para guiar el tratamiento de la diabetes tipo 2.

La terapia con esta patología está “en continua transformación debido a la incorporación progresiva de múltiples fármacos y nuevas evidencias de uso”, comentan desde el grupo de trabajo.

Las recomendaciones constan de un algoritmo general basado en el grado de control metabólico, y una segunda parte basada en situaciones especiales. Esta última es “fiel a la línea de nuestra sociedad adecuando el abordaje de la diabetes como una comorbilidad frecuente en pacientes con otros procesos que condicionan el tratamiento”.


El segundo cuadro adecúa el abordaje de la diabetes como una comorbilidad frecuente en otros procesos


Hemoglobina glicosilada

El primer paso es la modificación de estilos de vida, tras lo cual se establecen cuatro objetivos genéricos en función de la medición de hemoglobina glicosilada: menor al 8 por ciento, entre el 8 y el 10 por ciento, mayor del 10 por ciento con clínica típica o glucemia mayor de 300 mg/dl o síntomas cardinales, y superior al 10 por ciento asintomático.

Así, por ejemplo, con HbA1c menor del 8 por ciento se recomienda metformina y, si a los tres meses, la medición es superior al 7 por ciento, pasar a AR GLP-1 o ISGLT2. Si tres meses después no baja, se recomiendan tres fármacos orales por el orden establecido o dos más insulina basal.

Ocho situaciones clínicas especiales

El segundo cuadro individualiza el tratamiento en función de la situación clínica del paciente, dividiéndolo en ocho casos: anciano con demencia moderada-severa o frágil, anciano activo, ERC estadio IIIB a V, obesidad grado I-III, diabetes tipo 2 de 10 o más años de evolución, diabetes e insuficiencia cardiaca, diabetes y enfermedad cardiovascular, y sobrepeso.

En cada caso hay un tratamiento farmacológico recomendado, con puntualizaciones. Por ejemplo, al recomendar inhibidores de la dipeptidil peptidasa-4, hay que tener en cuenta que sitagliptina no aumenta la insuficiencia cardiaca pero saxagliptina lo hace un 27 por ciento.

El cuadro de recomendaciones sintetiza los posibles escenarios con que se encuentra el internista y facilita la toma de decisiones en un entorno complejo.

Consulte aquí el algoritmo de tratamiento