El internista Iván Moreno explica los nuevos tratamientos que están usando para estos pacientes

Un año de baja por Covid: cansancio, el mayor síntoma
Iván Moreno.


19 mar 2021. 09.50H
SE LEE EN 3 minutos
En julio de 2020, Iván Moreno, portavoz de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y adjunto en el Hospital Arnau de Vilanova, en Valencia, explicó a Redacción Médica cómo el coronavirus había llegado para quedarse de forma 'persistente' en los cuerpos de personas jóvenes y sanas sin patologías previas. Casi ocho meses después explica que la situación para muchos de ellos no ha mejorado.

Lo que ha cambiado, según indica, es la sintomatología: mientras que algunas de las molestias respiratorias y digestivas están mejor, y ha desaparecido la febrícula en aquellos que la sufrían durante semana, la sensación de cansancio persiste y, con él, el no no poder volver a su vida habitual. En algunos casos también ha aparecido una depresión reactiva secundaria a no encontrarse bien.  

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Algunos pacientes llevan once meses de baja, muchos perdiendo oportunidades laborales. Moreno explica que no ha encontrado diferencias entre pacientes que tenían un trabajo que les emocionaba y los que no. "Algunos de mis pacientes vivían su sueño a nivel profesional y no encuentran el momento de volver a su trabajo", relata. 

Los casos más dramáticos que está viendo tienen unos 30-40 años. "En mi caso soy una persona sana. Yo tenía mucha responsabilidad social de no infectar a pacientes y a mi entorno. Pero comencé a tomar conciencia a nivel individual en el momento en que empecé a ver a estos pacientes, sin calidad de vida durante meses", asegura. Ahora ve que incluso más de un año. 

Los tratamientos que están funcionando frente al Covid persistente 


A nivel de tratamiento, señala que están utilizando diferentes suplementos o vitaminas. "He visto protocolos que se utilizan en EEUU que usan antioxidantes intentando que la mitocondria, donde se genera energía, funcione mejor. Pero aún no he visto nada que haya mejorado al paciente de forma espectacular", indica. Los síntomas digestivos sí han conseguido mejorarlos. 

Una investigación de Francisco Mera Cordero, médico de familia del EAP El Pla de Barcelona, que ha analizado la efectividad de montelukast, un tratamiento seguro para el asma, que ha funcionado en una muestra pequeña de pacientes.  Ahora están empezando a probarlo de forma muy monotorizada en espera de obtener unos resultados más amplios. 

Sobre la posibilidad de que la vacuna frente al Covid ayude, asegura que todavía faltan datos. Menciona una serie, en la que se probó en unos 470 pacientes. Explica que en el 50 por ciento no cambiaba, el 32 por ciento mejoraba (de ellos, el cinco por ciento volvían a la absoluta normalidad) y un 18 por ciento empeoraba. 

Indica que hay dos teorías. Una es que pueda haber persistencia viral. Ya han visto que hay afectación en el sistema nervioso central. "Una posibilidad es que el virus esté ahí, de forma activa. En ese punto, la vacuna debería de ayudar. Produce un 'reset' inmunitario que establece un nuevo punto de equilibrio con la infección: tenemos más defensas y más estimulación", afirma.

La otra teoría por la que se aboga es que estos pacientes padecen alteraciones secundarias a la respuesta inmune. En estos ellos es posible que los síntomas rebroten con la vacuna. Hasta que puedan distinguir cuál es el motivo de su Covid persistente, no tienen claro hasta qué punto les puede ayudar la vacuna. En ello están. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.