14 nov 2018 | Actualizado: 11:50
Especialidades / Medicina Interna

¿Qué pasos debe seguir un MIR para publicar artículos científicos?

Residentes desgranan las claves para arrancar en la carrera investigadora durante este periodo

Un instante de la ponencia de Pablo Demelo, enmarcada en 'La tarde del residente' de la SEMI.
¿Qué pasos debe seguir un MIR para publicar artículos científicos?
vie 25 noviembre 2016. 15.50H
Juanma Fernández
La labor investigadora y las publicaciones científicas son un trabajo que aportan mucho a la Medicina pero también al profesional, que, por ejemplo, puede sumar ese trabajo a su candidatura en una Oferta de Empleo Público (OPE). En el marco del XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el internista Pablo Demelo ha explicado la labor que el MIR debe hacer para publicar artículos científicos para este campo, centrados sobre todo en la investigación clínica.

Demelo ha señalado que las comunicaciones en los congresos son útiles porque “contribuyen al desarrollo de las sociedades científicas, al construir el pensamiento científico o a conseguir becas, pero, por el contrario, padecen de tener poco impacto”. Para él, la clave de publicar es “llegar a todo le mundo y no que se quede en el congreso”. “Cualquier comunicación no publicada es un desperdicio”, ha aseverado.

El investigador ha matizado que “una enfermedad nueva, manifestaciones diferentes o tratamientos y fármacos nuevos” suponen ejemplos claros de lo que es susceptible de formar parte de un artículo investigador. “Hay que recordar que las revistas científicas también son eso, revistas”, ha espetado sumando el papel divulgador de estos productos. Pero, ¿qué se necesita para llegar a convertir esa iniciativa en un artículo?

“Revisar la literatura sobre el tema, estudiar casos similares, plantear el consentimiento informado y elegir la revista en la que queremos que nuestra investigación salga publicada”, ha puntualizado el facultativo. Así, ha abierto el siguiente capítulo, que consiste en saber 'vender' el artículo correctamente a la publicación elegida. Para ello, hay que saber “resumir y sintetizar las cuestiones que aborda, acompañarlo de imágenes y, si es posible, de Anatomía Patológica; presentar la evolución del caso, así como plantear un esquema del proceso”. Es decir, hacer el tema lo más atractivo posible a los ojos del receptor: el editor de la publicación. Del mismo modo, ha advertido que las revistas de Open Access, de tanta actualidad, si bien dan gran acceso “tienen poco impacto científico, pueden ser de baja calidad y además hay que pagar por publicar”. Cuestiones, cada una de ellas, de gran importancia a la hora de arrancar una carrera investigadora. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.