Los médicos piden a Sanidad un cupo más bajo de pacientes para tutores MIR

El Foro de Médicos de Primaria quiere adelantar tres años el establecimiento de estos topes

Imagen de la última reunión mantenida entre representantes ministeriales y Foro de Médicos de Atención Primaria antes de la creación de los grupos de trabajo de renovación del primer nivel.
Los médicos piden a Sanidad un cupo más bajo de pacientes para tutores MIR
lun 08 abril 2019. 16.00H
El Foro de Médicos de Atención Primaria ha propuesto al Ministerio de Sanidad una serie de cambios al documento de renovación del primer nivel asistencial que irá este miércoles al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y a los que ha tenido acceso Redacción Médica.

Entre los cambios sugeridos está reducir el cupo máximo de tarjetas por médico de Familia y pediatra a 1300 y 800 “en los cupos docentes para las especialidades MIR”. Se mantienen los topes propuestos de 1500 y 1000 pacientes para el resto, como ya indicaba el documento, pero se elimina un añadido que se hizo la semana pasada: la referencia a un porcentaje máximo de incremento del 10 por ciento.

El comentario al documento de los médicos lo deja bien claro: “En ningún caso se establecerán cupos por encima de las 1.500 personas asignadas en Medicina de Familia y de 1.000 personas en Pediatría”. Además, proponen adelantar la fijación de máximos a 2022, tres años antes que lo indicado en el anterior texto.


Puestos de difícil cobertura


Otra de las propuestas del Foro es incentivar a los médicos de “Zonas Especiales de salud que precisen una estrategia diferenciada para la contratación de profesionales” –conocidas popularmente como zonas de difícil cobertura– que “impliquen retribuciones especiales que puedan alcanzar el 15 por ciento de la remuneración total”.


El Foro exige que la resolución de los procesos selectivos no sea superior a un año


Además, dejan claro que la homogeneización y equiparación salarial de los profesionales no debe hacerse a la baja.

Las propuestas de los médicos de Familia y de los pediatras matizan en buena parte las acciones propuestas en el borrador manejado por el ministerio, para aclarar que las acciones no deben ir en detrimento de la calidad de trabajo de los profesionales.

Por ejemplo, en uno de los cambios más polémicos introducidos la semana pasada: el máximo de 48 horas para ser atendido. “Ninguna de las medidas adoptadas supondrá una prolongación de la jornada ordinaria ni ampliación de las citas en la agenda de calidad de los profesionales”.

De establecerse estos módulos de actividad extraordinaria para conseguir este objetivo, deberán concederse “incentivos específicos y dotación económica adecuada y tendrán una consideración voluntaria”.


Financiación y sustituciones


Además, consideran “inviable” establecer la igualación de la accesibilidad al médico de Primaria entre mañana y tarde. “Los profesionales de todo el país trabajan en horarios mayoritariamente matutinos”, indican, advirtiendo de que esta propuesta “dificulta la conciliación familiar”.

Entre las sugerencias de los médicos figura la mención explícita a un aumento presupuestario, que “debería situarse en el entorno de un 20 por ciento en el 2020 y alcanzar al menos el 25 por ciento en el plazo de cinco años”. Esta es una demanda clásica del Foro, así como la de garantizar un plan de sustituciones para cubrir ausencias, igualmente presentada en el nuevo documento.


Reducir la burocracia y que se tenga en cuenta el tiempo dedicado a docencia e investigación es otra de las reivindicaciones


También se indica que, en las OPE bienales ya propuestas, la resolución de los procesos selectivos “no debería ser superior a un año”, así como una tasa de temporalidad del 8 por ciento, algo sobre lo que llamaron ya la atención los sindicatos al figurar en el primer borrador una tasa superior a la pactada, del 10 por ciento.


Contratos para quienes finalizan el MIR


En cuanto a la contratación de los MIR recién salidos de la residencia, se explica que las comunidades “establecerán acuerdos con las organizaciones sindicales que permitan la incorporación de los residentes a las bolsas de empleo” y que, tras completarse la oferta de plazas vacantes, se ofrezca este contrato “en turnos deslizantes para facilitar la cobertura de sustituciones y apoyar en la atención continuada y domiciliaria”.

Otras de las propuestas interesantes es la cuantificación de un 30 por ciento del tiempo del médico para las actividades de docencia e investigación que tienen que ser tenidas en cuenta en la agenda de calidad del profesional, así como la demanda de reducir la burocracia en la gestión de incapacidad temporal y visados de medicamentos y productos sanitarios, entre otros.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.